Economía

Verano caliente: fuerte aumento de la emisión con tasas todavía muy altas

En estas semanas, la emisión de dinero saltó por encima del 30% anual (el mayor ritmo en casi un año) y Federico Sturzenegger ya se vio forzado a pagar un mejor retorno a los bancos

viernes 27 de enero de 2017 - 5:58 am

Novedades importantes en materia económica. El Banco Central no parece estar en su momento más cómodo. Le cuesta en estos días bastante más de lo que preveía absorber el exceso de pesos que dejó diciembre, encontrar margen para bajar su tasa de referencia y disminuir la inflación actual y la esperada.

Según detalla el diario Ámbito Financiero, en estas semanas, la emisión de dinero saltó por encima del 30% anual (el mayor ritmo en casi un año) y Federico Sturzenegger ya se vio forzado a pagar un mejor retorno a los bancos para que coloquen sus pesos en “pases pasivos”.

La presión persiste, tal como temía el mercado, por los $100.000 millones que se expandieron sólo en diciembre. La intención del Central fue, desde principio de mes, retirar estos pesos excedentes a través de los “pases” y prescindir un poco más de las letras de deuda (las Lebac). Hasta ahora pudo hacerlo, pero sólo parcialmente.

En lo que va de 2017, la cantidad de dinero en la economía (la “base monetaria”) se redujo apenas $17.000 millones y su crecimiento se disparó al 35% anual.

La expansión del efectivo en poder del público y en cuentas a la vista (el “M2 privado”) saltó, desde fin de octubre hasta hoy, del 19,5% al 30,8%, su mayor registro desde el 17 de enero de 2016.

El Central reconoció este miércoles que la tarea de absorción no está terminada. Para eso deberá hacer más “tentadora” la tasa de pases pasivos a 7 días, de manera que los bancos empiecen a colocar el sobrante de liquidez en esos instrumentos.

Hace dos semanas, por caso, decidió levantarla levemente, del 23,75% al 24% anual (al achicar el llamado “corredor de pases”).

Así y todo, su nivel efectivo es aún más bajo (22,5%) porque los pases están afectados por el impuesto a los ingresos brutos. El rendimiento es todavía menos atractivo que el de las Lebac, que dejan un 23,20% a 49 días.

COMENTARIOS