Seguridad

“Meteoro”: el caso del preso que se escapó en una silla de ruedas

El insólito hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del penal de máxima seguridad de Mendoza, ubicado en Cacheuta; no es la primera vez que Víctor Suárez escapa

miércoles 25 de enero de 2017 - 7:22 am

Un famoso estafador y reconocido preso de las cárceles mendocinas volvió a hacer de las suyas y tiene a mal traer a las autoridades penitenciarias: volvió a fugarse del penal, pero esta vez lo hizo en una silla de ruedas.

Haciendo honor a su apodo “Meteoro”, nadie pareció haberse dado cuenta que ya no estaba más tras las rejas. El insólito hecho, casi de película, quedó registrado por las cámaras de seguridad de la prisión local, justo cuando salía del lugar, por lo que se investiga si los agentes encargados de custodiar el sitio le allanaron el camino para recuperar la libertad.

Según detalla el diario La Nación, “Meteoro” es Víctor Suárez, de 41 años, un reconocido preso por estafa, en especial de autos, que cumple una condena de cuatros años y medio de prisión y que tiene varios escapes en su haber. Aún le quedaban dos años para cumplir la pena.

Víctor Suárez
Víctor Suárez

Esta vez la huida la protagonizó en la siesta de este martes en Almafuerte, el penal de máxima seguridad de Mendoza, ubicado en Cacheuta, en plena precordillera mendocina, a más de 50 kilómetros de la capital provincial.

El titular del Servicio Penitenciario de Mendoza, Eduardo Orellana, aseguró desconocer cómo se fugó el interno, según publicó el diario local El Sol.

Sin embargo, fuentes policiales aseguraron que lo hizo en una silla de ruedas acondicionada para tal fin: en las imágenes se puede observar a un hombre que ingresa al penal, transportado por otro, lleno de bolsos.

Luego, en la salida, se puede ver al mismo sujeto sentado pero a mayor altura, por lo que Meteoro iría debajo, encorvado y acostado, lo que al parecer no fue advertido por los responsables de seguridad.

En agosto del 2014 Suárez evadió el penal provincial de Boulogne Sur Mer, caminando. Al poco tiempo fue recapturado en San Luis.

Sin embargo, dos meses después volvió al ruedo: en esa oportunidad se disfrazó de abuelito, con una máscara de silicona, lentes, bufanda y un bastón. Antes, se había escapado de una prisión de Rosario, Santa Fe. Meteoro tiene más de 300 denuncias de estafas, sobre todo de vehículos, en diversas provincias.

COMENTARIOS