El tiempo

Tras intenso calor, hubo temporal en la costa

Se registró un pico de 35,6 grados el sábado a la tarde. En la madrugada del domingo el mal tiempo obligó a suspender una fiesta electrónica al aire libre

domingo 22 de enero de 2017 - 8:33 am

Los turistas de la segunda quincena o quienes hicieron una escapada de fin de semana a Mar del Plata pasaron del calor intenso al temporal en pocas horas. Este sábado por la tarde se registraron 35,6 grados, la segunda marca más alta del año, pero por la noche llegó la lluvia, las ráfagas y la actividad eléctrica.

Durante la tarde las playas se colmaron, y precisamente a las 15:40 el termómetro marco el pico con casi 36 grados. Este fin de semana los turistas y marplatenses ya habían vivido el viernes otra jornada calurosa, con una máxima que llegó a los 36,3 grados.

Pero el sábado por la noche avanzó el temporal con lluvias, actividad eléctrica y fuertes vientos. Por lo tanto, se emitió un alerta meteorológico. El Servicio Meteorológico indicó durante la madrugada del domingo que “se prevé que en las próximas horas y durante el período nocturno estas tormentas tiendan a desplazarse hacia el Este afectando el resto del área pudiendo ser algunas localmente fuertes acompañadas por intensas ráfagas, caída de granizo, importante actividad eléctrica y abundante caída de agua en forma localizada”. Se prevé una mejora durante la mañana del domingo.

Estas condiciones adversas obligaron a suspender una importante fiesta electrónica que era esperada hace tiempo en la ciudad balnearia. El evento se llevaba adelante en el parador Mute, pero debió ser cancelado en medio de la presentación del artista principal, el DJ John Digweed.

Desde Mute, indicaron: “Por orden de Defensa Civil y el Departamento Técnico de Bomberos nos vimos obligados a suspender el show de Martin Garcia y John Digweed por razones de seguridad, debido a un informe de frente de tormenta eléctrica y vientos fuertes procedente de Necochea”. Desde el lugar, Infobae observó el malestar de muchos de los miles de participantes de la fiesta, que habían pagado entradas de hasta 1.500 pesos. Sin embargo, la continuidad del evento al aire libre era un riesgo, especialmente por la actividad eléctrica.

COMENTARIOS