Salud

Cómo actúa el cerebro en contacto con la naturaleza

Nuestra mente puede obtener múltiples beneficios de esta experiencia como desarrollar su parte creativa y aumentar la autoestima, conocé más en esta nota y ponelo en práctica

lunes 16 de enero de 2017 - 4:43 pm

El contacto con la naturaleza reduce el flujo sanguíneo en la corteza prefontal subgenual, el área donde se “estanca” el mal humor, los problemas y la depresión.

Si tenés que tomar una decisión importante en tu vida o si no sabes cómo actuar ante una situación determinada, te recomendamos que des un paseo al aire libre.

Conocé algunos de sus beneficios:

Nos hace ser más altruistas

Vivir en áreas urbanas nos suele convertir en personas individualistas, independientes y poco caritativas. En cambio, la vida en zonas rurales cambia completamente la perspectiva y la relación con los demás. Aumenta la empatía, la solidaridad y el compañerismo.

Esto no quiere decir que aquellos que habitan una metrópoli sean malas personas, sino que el día a día entre edificios y avenidas nos hace ser más solitarios.

En el campo los vecinos se ayudan más entre sí, comparten sus actividades y pueden contar con el otro ante cualquier problema.

Aumenta la creatividad

La desconexión completa es posible, aunque te parezca extraño. Estar unos días celular, computadora y sin televisión es un verdadero receso para la mente que está continuamente rodeada de estímulos luminosos y ruidosos.

El cerebro se siente abrumado por los carteles iluminados, las bocinas de los coches, la música a todo volumen y las pantallas. En cambio, en medio de la naturaleza nada de ello está presente y es entonces cuando puede dar rienda suelta a la imaginación y a la creación.

Mejora la atención y la concentración

Pasar tiempo en el campo o en la montaña aumenta el enfoque hacia nuestras tareas cotidianas. No estar al aire libre, al menos, unas horas a la semana se traduce en desconcentración, problemas de aprendizaje e hiperactividad.

Si querés que tu rendimiento mental en el trabajo o en el estudio sean superiores te aconsejamos que te tomes unos días rodeado de naturaleza. En el caso de niños con Trastorno de Déficit de Atención, las vacaciones al aire reducen los habituales síntomas.

Resultado de imagen para paisaje con personas felices

Mejora el sueño

Si el cerebro está estimulado continuamente se le dificulta un poco descansar. La televisión en la habitación, el celular en la mesita de luz y los ruidos externos son una combinación nefasta que no nos permite conciliar el sueño.

Por el contrario, cuando estamos en zonas rurales y desconectados de la tecnología (en algunos casos, hasta de la luz eléctrica) la mente percibe solo algunos sonidos relajantes como puede ser una cascada, un insecto o el viento moviendo las hojas de un árbol.

Recupera el ánimo y mejora el humor

La irritabilidad, los enojos, la ira y las peleas son propios de la vida en las ciudades. En el campo todo se desarrolla con mayor tranquilidad y, casi como por arte de magia, el humor y el ánimo mejoran.

Las actividades al aire libre permiten eliminar los malos sentimientos, los rencores y los problemas; por lo tanto, nos hacen ver el lado positivo de las cosas y mantener una mejor actitud. Es frecuente que al caminar por un bosque o playa la sonrisa aparezca sin que la forcemos.

Aumenta la autoestima

En el ámbito rural o natural la única carrera que se debe ganar es contra uno mismo. No será fácil al principio dejar de lado los pensamientos negativos o las ideas que no nos permiten avanzar. Sin embargo, de a poco la tranquilidad y el paisaje harán su trabajo para que podamos aceptarnos tal cual somos.

Las personas con problemas de autoestima se benefician con unas vacaciones al aire libre, alejados de las comparaciones y con tiempo disponible para encontrar y confiar en el yo interior.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS