La vida de los políticos

Se olvidó de Scioli: quién es la nueva pareja de Karina Rabolini

La ex modelo prefiere no saber de nadie que haya estado en contacto con ella en los últimos años, si no es del círculo íntimo. ¿En dónde conoció a su nuevo amor?

domingo 15 de enero de 2017 - 11:29 am

Daniel Scioli es pasado para Karina Rabolini. Desde febrero del año pasado, la ex modelo transitó el que considera uno de los años más difíciles sin exposición pública y apenas rodeada de su familia, unas pocas amigas y su nuevo amor.

Quedará en el recuerdo la gran cantidad de memes en base a una foto del debate presidencial donde Mauricio Macri y Juliana Awada se dan un beso mientras que el ex gobernador, que estaba solo, los mira.

Rabolini prefiere no saber de nadie que haya estado en contacto con ella en los últimos años si no es del círculo íntimo.

Tanto es así que hasta decidió cerrar su cuenta de la red social Twitter que abrió en 2013, cuando Scioli necesitaba de su buena imagen.

Hasta él mismo descree que su separación de Rabolini y la aparición de la ex bailarina Gisela Berger en su vida puedan afectar sus números en los sondeos.

Según detalla el diario Perfil, para Rabolini, de las largas recorridas por el país para contribuir en la campaña presidencial de Scioli sólo quedó una amiga, Soledad Peralta y el hombre con el que volvió a encontrar el amor, Ignacio Castro Cranwell, quien fue su vocero en los últimos años.

Ignacio Castro Cranwell

Ignacio Castro Cranwell

Fue en estos viajes en los que nació el romance donde la diversión y los buenos momentos nunca se ocultaron, al punto de que en la Provincia los bautizaron como “Viajes de egresados” más que recorridas de campaña.

Castro Cranwell dejó su casa en el barrio privado de Tigre, San Isidro Labrador, una vivienda que en la actualidad vive su ex mujer junto a sus hijos, y se mudó al barrio Senderos de Nordelta.

Allí Karina pasa algunos días, e incluso, se la ve una vez por semana haciendo las compras en el supermercado Jumbo de este exclusivo barrio privado.

El resto de los días, los pasa entre la casa de su hermana Andrea y la de sus padres en Capital Federal y Villa La Ñata, en donde visita a los que considera sus otros dos amores: sus perros Mare y Nonito.

El perfil bajo de Rabolini también obedece al trabajo actual de Castro Cranwell, porque su romance no le impidió dar un salto al macrismo.

Felipe Miguel, su cuñado (está casado con su hermana Sofía) y es jefe de Gabinete de Horacio Rodríguez Larreta, consiguió convertirlo en Director de Relaciones Institucionales del Ministerio de Educación porteño a cargo de Soledad Acuña. Sus actuales jefes no ven con simpatía que su romance escale en los medios.

COMENTARIOS