Sociedad

Casi pierde la vida en las Cataratas de Iguazú por un celular

Un turista se distrajo con su teléfono celular y se llevó por delante una baranda cerca del salto más importante de los 275 que conforman las Cataratas del Iguazú; cómo logró salvarse

sábado 14 de enero de 2017 - 12:12 pm

Un turista de 65 años cayó a las aguas del Río Iguazú durante un paseo nocturno por las pasarelas de las Cataratas, pero logró sujetarse de unas ramas para evitar caer por los saltos y finalmente fue rescatado por un guardaparque.

Fuentes del Parque Nacional indicaron que Juan Flores, oriundo de la provincia de Buenos Aires, protagonizó el accidente que se produjo anoche, alrededor de las 20:30, en el marco de una recorrida a la Garganta del Diablo. Según informó el sitio Misiones On Line, Flores cayó al agua cuando se distrajo con su teléfono celular y se llevó por delante una baranda cerca del salto más importante de los 275 que conforman las Cataratas del Iguazú.

El hombre comenzó a deslizarse hacia el agua mientras trataba de aferrarse a la vegetación cercana al curso de agua, hasta que se sumergió pero pudo agarrarse de una rama, ante la mirada de los demás integrantes del contingente de visitantes. “Se quiso agarrar de la baranda y en el intento se dio la vuelta y cayó al agua en una parte donde hay maleza y mucha corriente”, publicó el sitio Misiones On Line.

El guardaparque que acompañaba al grupo, traspasó la baranda y se lanzó al agua para rescatar al turista, a quien le colocó un salvavidas y logró subir nuevamente hacia las pasarelas, donde aguardaba una médica con una silla de ruedas.

Flores fue trasladado hacia la sede de primeros auxilios del Parque Nacional, donde los profesionales que lo atendieron no detectaron lesiones, aunque sí raspones y hematomas, razón por la que fue dado de alta, sin necesidad de estudios complejos. Un vocero del Parque Nacional agregó que la hija del accidentado “se dio cuenta que su padre se había caído al agua y se puso muy nerviosa”. “Una vez que logramos sacarlo lo llevaron a la enfermería. El hombre estaba bien y ni siquiera quiso que lo lleváramos al hospital. Fue un susto, no pasó de eso”, amplió.

COMENTARIOS