Narcotráfico

Capturaron al “Chapo” Guzmán, el narcotraficante más importante del mundo

Fue en un operativo conjunto entre Estados Unidos y México en un hotel en Mazatlán

sábado 22 de febrero de 2014 - 1:34 pm

Joaquin “Chapo” Guzmán ya no es el narcotraficante más buscado por la DEA porque, según informó la agencia Associated Press, fue apresado en un hotel de Mazatlán.

El operativo se realizó en un procedimiento conjunto entre fuerzas de Estados Unidos y México.

Según las fuentes citadas por la agencia, fue apresado vivo durante al noche en la ciudad costera.[pullquote position=”right”]Capturaron al “Chapo” Guzmán, el narcotraficante más importante del mundo [/pullquote]

La captura de “el Chapo”, que dirigía el poderoso cartel de Sinaloa y se convirtió en el criminal más buscado del mundo tras la muerte de Osama Bin Laden en 2011, se realizó sin un solo disparo. Es una victoria inesperada y un golpe de oxígeno para el gobierno del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, asediado, en los últimos meses, por picos de inseguridad y delito.

“Reconozco la labor de las instituciones de seguridad del Estado mexicano, para lograr la aprehensión de Joaquín Guzmán Loera en Mazatlán [en la costa del Pacífico]”, escribió Peña Nieto, en su cuenta de Twitter.

Guzmán -que estaba prófugo desde hacía 13 años, cuando se escapó de una prisión de alta seguridad en un carrito de lavandería- fue capturado a las 6.40 de la mañana (hora local) en el hotel Miramar de Mazatlán, en el estado de Sinaloa. El narcotraficante estaba en una fiesta, en compañía de un colaborador, cuya identidad no fue revelada.

Además de “el Chapo” hubo otros 11 detenidos, a quienes se confiscó un arsenal, 47 vehículos, 17 casas y tres ranchos, dijo ayer el procurador general de México, Jesús Murillo, en una conferencia de prensa.

Murillo confirmó que el arresto contó con la colaboración de agencias del gobierno estadounidense. Según un alto funcionario norteamericano, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) estuvo “fuertemente involucrado” en la operación de captura.

Luego de su detención, “el Chapo” fue trasladado a Ciudad de México, donde las autoridades lo mostraron a los periodistas en el hangar de la marina del aeropuerto, e inmediatamente fue llevado en helicóptero a una prisión de alta seguridad.

Vestido con camisa blanca de manga larga y pantalones negros, Guzmán parecía un oficinista más que un poderoso criminal que logró controlar con el cartel de Sinaloa el 50% del tráfico de drogas desde México hacia Estados Unidos.

COMENTARIOS