Caso Odebrecht

Caso Arribas: la agencia antilavado no investigó un alerta

La UIF no informó a la Justicia sobre los giros del operador brasileño Leonardo Meirelles a la cuenta del actual jefe de los espías

jueves 12 de enero de 2017 - 5:14 am

El caso sobre Gustavo Arribas sumó un detalle inesperado. A mediados del año pasado, la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo antilavado, recibió un alerta desde el exterior, a causa de las cinco transferencias de dinero que uno de los operadores de las coimas del gigante brasileño Odebrecht envió en 2013 a una cuenta del actual jefe de los espías.

Te puede interesar:


Según detalla el diario La Nación, desde entonces, las autoridades de la UIF no informaron a la Justicia sobre esos giros.

La información confidencial llegó a Buenos Aires en abril de 2016, cuando Macri llevaba cinco meses como presidente.

Y se centró en las transferencias por casi US$ 600.000 que el “doleiro” Leonardo Meirelles envió a una cuenta a nombre de Arribas en septiembre de 2013.

La alerta por operación sospechosa la emitieron los responsables de otra unidad antilavado de América del Sur, y llegó a la UIF argentina entre el lunes 4 y viernes 8 de abril. Hasta ahora, desde la UIF local tampoco acusaron recibo de esos datos a los remitentes.

La detección de esas transferencias con destino a una cuenta en Suiza del actual jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) fue fortuita, según se reconstruyó. Ocurrió cuando los investigadores extranjeros comenzaron a analizar el material sobre el Lava Jato que habían recibido desde Brasil en busca de indicios sobre coimas pagadas a funcionarios de su país.

Por eso, al detectar esos giros, verificar quién era Arribas y cuál era su rol en el gobierno de Macri, remitieron toda esa información confidencial a Buenos Aires.

Arribas negó todo vínculo con el Lava Jato, el escándalo de corrupción que desde Brasil amenaza con propagarse a la Argentina y otros 10 países en los que Odebrecht reconoció ya de manera oficial que pagó sobornos. El jefe de los espías argentinos lo desmintió ayer mediante un comunicado público.

COMENTARIOS