Política

Escándalo: echan a funcionaria de la ex ESMA por “fiestita” viral de fin de año

Las imágenes permiten ver a funcionarios y empleados que festejan en sus oficinas, entre los que sobresale una mujer rubia que parece ser la que anima a los demás, bailando incluso sobre un escritorio

lunes 9 de enero de 2017 - 10:19 pm

Después de que el festejo de fin de año con “coreo” y bailes sobre un escritorio de funcionarios macristas en la ex ESMA se filtrara y se hiciera viral en las redes sociales, el Gobierno decidió despedir a Karina Núñez, responsable del área de administración de la Secretaría de Derechos Humanos.

La “alegría” en la despedida del año, capturada en distintos videos, desató un escándalo y, según  informó guido Braslavsky para Clarín, el macrismo no toleró la comparación con los polémicos asados y murgas que se armaban durante el kirchnerismo en lo que fue uno de los más emblemáticos centros de detención y exterminio durante la dictadura.

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, consideró “impropio” ese comportamiento para un espacio de Memoria y solicitó la renuncia de la funcionaria.

“La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural remarca una vez más que el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA) es un ámbito que, por su trágica y dolorosa historia, debe ser motivo de reflexión y respeto por parte de toda la sociedad, y que en virtud de ello los funcionarios que se desempeñan en el mismo deben guardar, más que nadie, el debido decoro en el ejercicio de sus funciones. Conscientes de esta situación, se adoptó la medida referida”, indicó la secretaría en un comunicado.

El escándalo motivó el repudio de la Asociación de ex Detenidos-Desaparecidos, que siempre se opuso al uso del espacio de la ex ESMA para oficinas públicas, o “para fiestas, asados o prácticas de murgas”. La Asociación responsabilizó a Avruj y repudió “cualquier intento de cambiar el sentido y significados de ese espacio. Hoy los funcionarios del gobierno que niega el genocidio, que pretende imponer una vez más la política de los dos demonios, bailan alegres y borrachos en el Centro Clandestino de detención donde miles de compañeros sufrieron las peores torturas”.

COMENTARIOS