Economía

Wall Street: la apuesta por los bonos argentinos se renueva

Ayer fue otro día de subas generalizadas y los más buscados fueron los de mayor duración. En la jornada se conoció un informe del Deutsche Bank que salió a recomendar a sus clientes posicionarse con estos detalles

viernes 6 de enero de 2017 - 6:44 am

Detalles a considerar en materia financiera. Los títulos argentinos arrancaron con el pie derecho 2017. Ayer fue otro día de subas generalizadas y los más buscados fueron los de mayor duración.

La razón es lógica: los bonos cortos ya subieron mucho y no ofrecen una rentabilidad demasiado atractiva, mientras que los de mayor duración quedaron relativamente desarbitrados.

Según indica el diario Ámbito Financiero, el Par, que vence en 2038, terminó 1,2% arriba, mientras que el Bonar 2046 ganó otro 1% y roza nuevamente los u$s100, tras haber caído hasta u$s93 a principios de diciembre. El Discount, otro título de largo plazo (vence en 2033) ganó 0,4%.

En la jornada se conoció un informe del Deutsche Bank que salió a recomendar a sus clientes posicionarse en bonos argentinos.

“Argentina, el beneficio de la duda”, es el título del research, en el que analiza la designación de Nicolás Dujovne al frente del Ministerio de Hacienda. Estos son algunos de los puntos centrales del trabajo que realizó la entidad alemana:

• La deuda argentina sigue siendo uno de nuestros “overweight” estratégicos para 2017. Mantenemos esta postura a pesar de todas las contras que ha recibido ante su intento por llevar adelante un ajuste de la economía, que resultó más gradual que lo esperado.

• Hay que tomar cualquier disminución en el precio de los bonos como oportunidad de compra, porque creemos que las tasas de interés se seguirán comprimiendo a lo largo del año.

• Un nivel de deuda relativamente bajo y el gran éxito del blanqueo que aportó u$s 13.000 millones (entre recuadación y suscripción de bonos) son factores que mitigan los riesgos.

• En relación con las mejores opciones, favorecemos los bonos nominados en euros por sobre los de dólares. No sólo por una cuestión de valuación, sino porque los bonos en dólares podrían verse más afectados por la colocación de nueva deuda.

COMENTARIOS