Escándalo en la FIFA

Sobornos en la FIFA: ¿por que los Jinkis no son extraditados?

Con una llamativa pasividad del juez federal Claudio Bonadio, la Justicia estadounidense sigue a la espera de poder juzgar a los Jinkis; mientras tanto, Mariano Jinkis se divierte jugando al golf y ganando torneos "a piacere"

viernes 6 de enero de 2017 - 2:27 pm

El rol del juez federal Claudio Bonadio en la investigación contra la familia Jinkis por presunto pago de sobornos a directivos de la Conmebol sorprendió a muchos. Mariano y Hugo están en la mira de la justicia estadounidense porque, a través de la empresa FullPlay, habrían entregado sobornos a directivos de la Conmebol y de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Fútbol (Concacaf), para obtener los contratos de televisación de diferentes torneos de fútbol.

Sin embargo, en Comodoro Py la causa está “planchada”. Luego de haberlos beneficiado con la libertad bajo fianza, Bonadio rechazó la extradición de los Jinkis y evitó así que sean juzgados en los Estados Unidos.

La primera decisión de Bonadio que levantó comentarios en los pasillos de los tribunales fue aceptar el pedido de excarcelación de ambos, habiendo estado prófugos de la Justicia durante semanas. “El riesgo de fuga siempre está y va a seguir estando en este caso”, reconoció a Nexofin una fuente judicial con acceso al expediente.

Pero los beneficios para los Jinkis no terminan allí. Pese al antecedente de haber estado prófugos, el magistrado otorgó la excarcelación “bajo la condición de no alejarse más de 60 kilómetros” de la sede de su juzgado y “no ausentarse más de 24 horas sin dar aviso al tribunal”. Mariano Jinkis fijó domicilio en su propiedad del country Los Cardales, ubicado a 76 kilómetros de la Capital Federal. Curioso.

Tal como adelantó Nexofin semanas atrás, las decisiones que tomó Bonadio en los últimos meses molestaron al Juzgado Federal de Primera Instancia del Distrito Este de Nueva York. Desde allí habían pedido la extradición de los Jinkis, en el marco de la investigación que llevan adelante por el FIFAgate. Ambos fueron sometidos a un juicio de extradición en el que Bonadio entendió que el delito por el cual los requiere la Justicia estadounidense no está tipificado en Argentina, por lo que rechazó de plano el pedido.

Mientras tanto, Mariano Jinkis vive una cómoda libertad y se divierte jugando al golf. De acuerdo con los registros Callaway Demo Tour Apertura 2015|16, Jinkis jugó 14 fechas en los countries Martindale y Los Lagartos, obteniendo el segundo puesto anual, siendo felicitado públicamente por los organizadores.

Jinkis, de remera azul y pantalón blanco
Jinkis, de remera azul y pantalón blanco

COMENTARIOS