Salud

El aire acondicionado y los problemas para conciliar el sueño

Las altas temperaturas y el buen descanso no se llevan bien, pero este aparato también puede entorpecerlo

jueves 5 de enero de 2017 - 4:21 pm

En las noches de calor agobiante, el aire acondicionado es el aliado de muchas personas, aunque su funcionamiento puede ser perjudicial a la hora de conciliar el sueño si no se respetan ciertas normas.

Ellas son: cambiar el filtro cada cierto tiempo, cuidar siempre la limpieza del aparato y respetar las temperaturas tanto de día como de noche. Es recomendable  llevar a cabo una revisión completa de tu sistema de climatización por profesionales en instalación y mantenimiento de estos equipos con el fin de evitar la acumulación de bacterias que puedan llegar a ocasionar alguna molestia o enfermedades en las vías respiratorias.

La temperatura es un factor clave a la hora de accionar tu aparato de aire acondicionado por la noche. Así, lo primero que debés tener en cuenta antes de introducir los grados que querés es que la temperatura diurna no es igual a la nocturna.

Esto es así porque cuando estamos dormidos nuestro cuerpo disminuye de temperatura, por lo que si te recostás con la misma temperatura que mantenías durante el día es muy probable que te resfríes. ¿Tenés la suerte de contar con un aire acondicionado con el modo Sleep? Activalo y a dormir.

Claro que a lo mejor tu problema con el aire acondicionado no es la temperatura, sino el ruido. Es cierto que a mucha gente le cuesta conciliar el sueño debido al continuo sonido que emiten estos aparatos o incluso puede que no te moleste el ruido de forma consciente pero que este sí que te interfiera en la calidad del sueño.

Para evitar el problema del ruido, a la hora de adquirir un aparato la mejor opción  es inclinarse  por la instalación de aire acondicionado por conductos, pues la máquina no suele colocarse en habitaciones y dormitorios, sino en baños.

Más tips:

•             Mantené la temperatura entre 24 y 26 grados.
•             La diferencia entre el exterior y el interior no debe ser superar los 10º.
•             “Humedecé” el ambiente colocando un recipiente con agua.
•             Revisá el equipo una vez por año y limpiá los filtros cada tres meses.
•             Cubrite con una sábana para dormir.
•             Ventilá las habitaciones durante el día.

COMENTARIOS