Judiciales

El ex juez Oyarbide se quedó "sin oficina"

El rumor dice que el protagonista se radicará por un tiempo en el Caribe porque su vida sin poder se le volvió insoportable en Buenos Aires

jueves 5 de enero de 2017 - 7:21 am

Los llamados baños turcos, o árabes, tienen algunos miles de años y son la prehistoria de los SPA (salud por agua) modernos. Agua y vapor y altas temperaturas son un bálsamo para la salud.

En la Argentina, a fines del siglo 19, trajeron de Europa los mejores mármoles y demás elementos para hacer la versión de la antiquísima costumbre. Fundaron un espacio al que llamaron Colmegna.

Es uno de los símbolos de Buenos Aires, al igual que el Café Tortoni y el resto de esos lugares que ya son patrimonio de Buenos Aires.

Según detalla el portal Tribuna de Periodistas, el delirio de Norberto Oyarbide cuando se fue integrando a los gobiernos de turno, lo llevó a elegir Colmegna como su segunda oficina.

En un espacio VIP iba a diario con su computadora y el trabajo que tenía que hacer en su despacho de Tribunales lo hacía allí. No estaba solo. Un séquito de sus acompañantes lo rodeaba e incluso se ponían pendencieros los habitués del lugar.

Después llegaron las “falsas masajistas” (esas que le causan alergia Vera y La Alameda), aunque trabajaban por propia voluntad.

El ambiente se tornó espeso y mermó la concurrencia. La gente iba a ahí a relajarse y el “clan Oyarbide” solo agregaba una tensión innecesaria. Se sentían dueños y señores del lugar, hasta que las finanzas del lugar cayeron en picada.

Hace poco se hizo cargo del lugar otra gente, y para revertir la situación y volver a darle el esplendor de otros tiempos, tomaron una drástica decisión.

Declararon “persona no grata” tanto a Oyarbide como a otros que lo acompañaban. una forma poco elegante de decirle: “No vuelvas más, no te queremos”.

También las masajistas tuvieron que emprender la retirada, dar la imagen de un prostíbulo en las sombras tampoco es bueno para el negocio.

El rumor dice que Oyarbide se radicará por un tiempo en el Caribe porque su vida sin poder se le volvió insoportable en Buenos Aires.

COMENTARIOS