Política

Verano cool: qué políticos volaron a Punta del Este

En Uruguay se puede observar a veraneantes de todos los orígenes que colmaron los bares de la céntrica calle Gorlero, en los últimos dos días

miércoles 4 de enero de 2017 - 6:15 am

Punta del Este (Uruguay) vuelve a ser el punto de reunión de los políticos argentinos. Se puede observar a una legión de funcionarios macristas y muchos peronistas clásicos, sí, pero también kirchneristas y hasta progresistas de distintos colores.

Según detalla el diario La Nación, a pesar del diluvio que ayer castigó a esta ciudad -el mal tiempo amenaza con extenderse durante toda la semana-, veraneantes de todos los orígenes colmaron los bares de la céntrica calle Gorlero en los últimos dos días.

Uno de ellos sorprendió a todos: sin inmutarse, el ex general y jefe del Ejército de Cristina Kirchner César Milani disfrutó del atardecer esteño sin que nadie lo molestara, mientras tomaba un café a metros de la playa. “No se le movió un pelo, estaba como si nada”, comentó un testigo de esa visita.

Al mismo lugar llegó un día más tarde el ex presidente y cinco veces gobernador de San Luis Adolfo Rodríguez Saá, quien como es ya costumbre disfruta de unos días aquí, lejos del Senado y su provincia natal, desde el imponente edificio El Torreón, donde se unen las playas Mansa y Brava.

Milani no es, por cierto, el único kirchnerista en esta ciudad: con un perfil bajísimo, el ex canciller Héctor Timerman pasa unos días en una casa alquilada en San Ignacio, sin mostrarse en lugares concurridos.

En las huestes macristas el panorama es otro. Muy cerca del complejo en el que su jefe político pasó innumerables vacaciones -el complejo Terrazas de Manantiales-, el ministro de Producción Francisco Cabrera transcurre unos días de descanso junto a su familia, sin desconectarse del todo de las tareas laborales.

Su par de Modernización, Andrés Ibarra, es otro de los funcionarios que se acercó a esta ciudad con su familia por unos días, al igual que funcionarios bonaerenses como Cristian Ritondo, porteños como Diego Santilli, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, y diputados nacionales, como Eduardo Amadeo, todos durante períodos muy cortos.El embajador argentino en Uruguay, Guillermo Montenegro, pasa muchas de sus tardes en esta zona, y de paso visita a sus compañeros de Pro.

Más cerca de volver a las tablas que de quedarse en la política activa, el todavía embajador en Panamá, Miguel Del Sel, llegó para pasar unos días y hablar de la vuelta del trío Midachi con sus ex compañeros Dady Brieva y Chino Volpato, en el exclusivo hotel Conrad.

Ayer se sumó un “extra Pro”: el secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, con pasado en la CC-ARI de Elisa Carrió. Se instaló con su familia en el Green Park, a la entrada de la ciudad.

En horas estará aquí el presidente de la Cámara de Diputados, el peronista en Pro Emilio Monzó, quien luego de protagonizar un verdadero raid mediático-televisivo en las últimas semanas de diciembre y antagonizar con el esquema comunicacional diseñado por el jefe de Gabinete Marcos Peña, se llamó a silencio hasta nuevo aviso.

No estarán muy lejos uno del otro: Peña está veraneando cerca de Atlántida y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, en un campo cercano a Colonia.

Un aliado del Gobierno, el mandatario salteño Juan Manuel Urtubey, estuvo hasta hace días junto a su flamante mujer, Isabel Macedo, sin hacer caso a las críticas que surgieron en el PJ.

A contracorriente, unos pocos habitués cambiaron de rumbo, como el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el rabino y ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman, ocupado por los incendios en el sur del país.

COMENTARIOS