Abuso sexual

Malos hábitos: detuvieron a la monja que abusó de una nena de 13 años

Gracia Ramia había denunciado en la justicia salteña a la hermana Micaela, que la abusaba desde chica; el fundador de la misma congregación religiosa cayó preso hace nueve días

viernes 30 de diciembre de 2016 - 8:58 pm

En las últimas horas, la policía de Salta detuvo a una monja acusada de abusar a una nena de 13 años en el Instituto Religioso Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, de la misma provincia. Hace 9 días había caído preso el cura Agustín Rosa, fundador de dicha entidad.

Alicia Pacheco, conocida en la comunidad como la hermana Micaela, fue detenida e imputada por “abuso sexual gravemente ultrajante”, luego de ser denunciada por Gracia Ramia, su víctima, en la Oficina de Delitos de Integridad Sexual N°2. Según le había contado al canal TN, la ex monja abusó de ella cuando aún estudiaba para tomar la confirmación.

Pacheco, pues, quedó imputada por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante” por su condición de monja al momento en el que fueron cometidos los abusos denunciados. Seguirá detenida en la Alcaidía General Nº1 de Salta hasta su declaración el próximo lunes.

Es la primera vez que en la Argentina una religiosa queda imputada por ese delito tan grave.

La “Hermana” Micaela

Alicia Pacheco llegó a la comunidad en 2005 para hacerse cargo de la secretaría parroquial. Allí, conoció a Gracia, que tenía 13 años, y le ofreció ayudarla en su formación espiritual. Incluso, fue elegida por la niña como “madrina de confirmación”.

Sin embargo, el vínculo dio un vuelco abrupto cuando un día que había pocas personas en la parroquia, “me pidió que la acompañara a buscar los instrumentos, cerró la puerta e intentó besarme. Me dijo que desde el día que me había conocido se había enamorado de mí”, relata la joven abusada.

A partir de ese momento, la “hermana Micaela” reincidió: le agarraba la mano y le pedía tener relaciones sexuales. “Me sentí traicionada porque confundió la confianza”, cuenta Gracia.

La Hermana Micaela ya había sido enviada por el padre Agustín Rosa a una casa de la comunidad de la Patagonia, a raíz de las sospechas de abuso, y luego, abandonó la congregación.

COMENTARIOS