Detención de Milagro Sala

Milagro Sala fue condenada por el acampe frente a la gobernación de Jujuy

La dirigente salteña no podrá ocupar cargos en asociaciones civiles durante 3 años y 3 meses; ya había sido condenada ayer por el escrache a Gerardo Morales en 2009

jueves 29 de diciembre de 2016 - 10:57 pm

La jefa de la Tupac Amaru, Milagro Sala, fue inhabilitada por tres años y tres meses para ocupar cargos en asociaciones civiles, además de ser multada con una cifra de 3.780 pesos, por el acampe realizado entre diciembre de 2015 y enero último en la capital jujeña.

Así lo decidió el juez contravencional Matías Ustarez Carrillo, quien determinó la culpabilidad de la dirigente social por el campamento de 52 días realizado frente a la Casa de Gobierno provincial, a pocos días de asumir el gobernador Gerardo Morales.

La sentencia contra Sala es “inhabilitación especial para formar parte de personas jurídicas y demás asociaciones civiles, sociales, culturales y deportivas que requieran autorización provincial para funcionar, por 3 años y 3 meses desde que quede firme la sentencia”.

Además, el magistrado ordenó la clausura de la sede de la Tupac Amaru de la calle Alvear por 3 meses.

Ayer, Sala ya había sufrido otra sentencia condenatoria por el escrache de 2009 a dirigentes radicales, entre ellos Morales. En este caso, Sala fue acusada de “ocupación del espacio público, alteración del orden y obstrucción del tránsito vehicular y peatonal”, falta que contempla una pena de entre tres y diez días de arresto, más una sanción económica.

“No fui yo sola. No sé por qué estoy acá yo sola”, aseveró ante el juez antes de escuchar la sentencia, y agregó: “El acampe no fue una locura de Milagro Sala contra Gerardo Morales, se acordó en asamblea”.

Sala dijo que la decisión de realizar el campamento se tomó en una asamblea de varias organizaciones sociales, acusó al gobernador Morales de “sentar en el banquillo de los acusados” sólo a los dirigentes de la Tupac Amaru y sostuvo que en la provincia “están criminalizando la protesta”.

“No creo en la justicia jujeña, ya que me tiene hace un año detenida injustamente”, sostuvo.

La Tupac Amaru “está siendo injustamente juzgada”, advirtió la dirigente, tras enumerar a unas veinte organizaciones que participaron del campamento y bloqueo del centro jujeño que se realizó desde el 14 de diciembre de 2015.

En los alegatos, el abogados de Sala, Ariel Ruarte, pidió la nulidad del juicio contravencional y reclamó “igualdad” ante la justicia.

La primera jornada del juicio, que tuvo lugar el jueves pasado, estuvo marcada por un clima tenso debido a los incidentes y la represión policial producidos el día anterior, cuando un grupo de diputados y dirigentes kirchneristas intentó ingresar por la fuerza al juzgado donde se sustanciaba el juicio por el escrache cometido en 2009.

Los hechos por los que fue condenada hoy Sala son los que motivaron su primer arresto, aunque luego el juez jujeño Gastón Mercau concedió la excarcelación y la imputó por “asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión”, por lo que continuó detenida.

Ayer el Tribunal Oral Federal de Jujuy condenó a tres años de prisión en suspenso por daño agravado en calidad de instigadora del ataque con huevos y piedras perpetrado en 2009 contra dirigentes radicales, pero fue sobreseida por la acusación de amenazas a raíz de que prescribió el delito.

Agencia DyN

COMENTARIOS