Inundaciones

El norte de la Provincia de Buenos Aires, otra vez bajo agua

Se registraron serios daños en cultivos y en campos, el anegamiento de muchas pequeñas localidades rurales y también la intransitabilidad de rutas y caminos rurales

martes 27 de diciembre de 2016 - 6:56 am

Las importantes lluvias de hasta 350 milímetros registradas durante el fin de semana en el sur santafesino y el norte bonaerense provocó inundaciones y serios daños en cultivos y en campos, el anegamiento de muchas pequeñas localidades rurales y también la intransitabilidad de rutas y caminos rurales.

En Arrecife y Pergamino, también en el norte bonaerense, las lluvias dejaron cortada la ruta 8, el agua se ubicó varios centímetros por arriba de la cinta asfáltica a la altura de Maguire, en el kilómetro 198.

Por ello, el tránsito de vehículos y equipos agrícolas en toda la región resultaba imposible, ya que también se registró el corte total en la ruta 18 en Santa Fe hasta la A012 y también hasta la provincial 90.

También estaba frenado todo el tránsito de vehículos sobre la ruta 14 a la altura de Bigand, y sobre la 33 a las proximidades de la localidad de Casilda y Pujato.

La Sociedad Rural de Venado Tuerto informó que las intensas lluvias registradas durante el fin de semana contabilizó en la región la caída de entre 150 y 300 milímetros: hecho que dejó “comprometida” por inundación y anegamiento de campos y caminos a un área de “entre 50 y 100 kilómetros” al cruce de las rutas 33 y la nacional 8.

Está cortada por caso el tránsito en la ruta 94 que une Santa Isabel, donde el agua ingresó a las casas de familia, con Villa Cañás; hecho que provocó que tras la lluvia quedarán sobre el asfalto unos 60 centímetros de agua.

También estaba intransitable buena parte de la ruta 33, con un importante nivel de anegamiento de campos, lo que impidió continuar con las labores de siembra.

El efecto negativo de las lluvias afectó seriamente a las localidades próximas a Venado, tales como Santa Teresa, cuyos habitantes debieron ser evacuados, o bien en San Eduardo, donde se registró solo en una hora la caída de 100 milímetros.

En Colón, el ruralista Carlos Boffini afirmó que sobre la ruta 8 hay 20 centímetros de agua, hecho que no impidió el tránsito lento de vehículos, provocado por la caída de hasta 400 milímetros durante la última semana.

“Nunca hemos visto una lluvia así -dijo Boffini- ayer llovió 284 milímetros, y hay zonas de Colón que registró hasta 330 milímetros. El problema es para los campos bajos y para los campos ubicados al norte de la ruta 8, son campos extendidos y sin vertiente”, refirió Boffini.

En Rojas, se registraron lluvias importantes de hasta 220 milímetros durante el fin de semana pero allí la situación está controlada aunque el impacto sobre los cultivos gruesos, principalmente la soja, se hace notar.

Gastón Rustici, de la Cooperativa Agrícola Federados de Rojas, comentó a esta agencia que la tormenta dejó “caminos rurales cortados” y reconoció que la situación se hace más difícil en los campos próximos a Pergamino.

Fuente: DyN

COMENTARIOS