Salud

Para un 2017 más centrado: trece razones para hacer yoga

¿Estás pensando comenzar tu 2017 incorporando un nuevo ejercicio a tu vida? Entonces considera el Yoga.  Sus beneficios físicos y mentales van desde la relajación hasta un mejor sueño, aumento de la concentración y más

lunes 26 de diciembre de 2016 - 8:05 pm

El yoga aclara tu mente

En un mundo tan complicado como el de ahora, tu mente no para un segundo.  El yoga puede ayudarte a estar en el momento presente y despejar tu cabeza.  “Muchas cosas pueden causarte estrés porque las retenemos y déjamos que nos afecten, consumiendo nuestro preciado tiempo” dice Jessica Ray, profesora de yoga en Back Bay Yoga en Boston.  Para ella, el yoga, te deja escapar de todo eso.

Yoga mejora tu humor

Si estás deprimido, el Yoga puede darte un subidón natural.  Un estudio en la Universidad de Boston del 2011 encontró que este ejercicio mejoró el estado de ánimo y disminuyó la ansiedad de 19 yogis en un período de 12 semanas.  Esto se debe a los niveles de ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el cerebro, que aumentan cuando se practica yoga. Otros estudios han encontrado vínculos entre niveles bajos de GABA y depresión. Así que a saca esa estera de yoga porque es hora de mejorar tu salud y felicidad.

Es el ejercicio ideal de Cross-training

El yoga complementa muchos deportes y actividades fitness que no incorporan estiramiento o enfatizan el entrenamiento de balance, como el beisbol o el golf.  “Muchos equipos deportivos profesionales ahora incluyen el yoga como parte de su práctica” dice Laura Burkhart, profesora de yoga, ya que de acuerdo a ella, ayuda con el balance, el enfoque, y la resistencia.

Si ya eres un pro en ciclismo, tenis, corredor o levantador de pesas, suma el yoga a la mezcla para mejores resultados.

El yoga te ayuda a dormir

Si pasas horas conciliando el sueño, el yoga puede ayudarte a dormir más profundamente.  Un estudio publicado por el diario de psicofisiología descubrió que esta práctica reduce los despertares que contribuyen con el imsonnio.  Los participantes reportaron haber pasado una mejor noche, durmiendo más y levantándose con menos frecuencia, entre otras mejorías.  Añade unos OMs a tu rutina y verás que será más fácil ir a la cama relajada  y feliz.

Yoga es un ejercicio que todos pueden hacer

El yoga es accesible para la mayoría de las personas.  Es una actividad que permite moverte a tu propio ritmo y empujarte tanto como tú misma lo decides.  La mayoría de las poses tienen distintas variaciones, desde básico a avanzado, y modificaciones para una amplia gama de lesiones.  “No importa tu edad, peso, fuerza o nivel de flexibilidad, el yoga es para todos” Afirma Laura.

The trend

El yoga ayuda a ser más flexible

Para aquellos que tienen problemas para tocar sus dedos de los pies, el yoga puede relajar gradualmente los músculos rígidos y aumentar la flexibilidad.  La instructora Jessica Ray dice que la clave es practicarlo con regularidad.  “La flexibilidad es algo en lo que trabajo constantemente, por eso entiendo perfectamente la dificultad que alguien podría tener haciendo este ejercicio.  Ray recomienda pensar en el yoga como una inversión.  Si lo trabajas, verás resultados.

Es excelente para conocer nuevas personas

Cualquier grupo de ejercicio es una buena manera de conocer a otros que comparten tus mismos intereses.  Para Laura, con el yoga puedes construir una comunidad. “Conocí a mis mejores amigos a través del yoga” dice la profesora.  “Además, ir a clases es más saludable que ir a un bar.  Eso no significa que no debas salir, pero también es tener buenos amigos que disfruten actividades saludables”.

El yoga respeta tus límites

Al contrario que muchos deportes en los que nos enfocamos en ir más lejos o hacerlos mejor, el yoga respeta y celebra tu fuerza física y limitaciones, por lo que no hay necesidad de sentirse intimidado por nadie más en tu clase.  “El yoga se enfoca en respetar tu cuerpo y sus limitaciones en vez de querer ir más allá como cualquier otra actividad física”, dice Buckhart.  “Hay mucho más gentil con el cuerpo en ese sentido”.  El yoga te permite moverte a tu propio ritmo, aumentando o limitando la dificultad de poses de acuerdo a lo que tu cuerpo requiera.

El yoga inspira confianza

Dominar nuevas poses expande la confianza en tu destreza física y la habilidad de aprender algo nuevo.  “A medida que la práctica desarrolla la fuerza en nuestro cuerpo y mente,  empezamos a volvernos más seguros de nosotros mismos y nuestras decisiones” dice Jessica Ray.  “La práctica es un gran recordatorio de lo fuerte que podemos llegar a ser, tanto física como mentalmente”.  Con el yoga, levantas el autoestima mientras te comprometes en una actividad que beneficia tu cuerpo y mente.

Libera el estrés

Si te sientes estresado por el trabajo o por problemas personales, Ray recomienda liberar tus preocupaciones a través del yoga.  “Solo el simple hecho de tomar unas respiraciones profundas pueden calmar la mente y reducir el estrés mientras te mueves con las poses” afirma la instructora.   A medida que incorporas la respiración en cada movimiento, los músculos de tu cuerpo comienzan a relajarse y comienzas a soltar la tensión. 

El yoga te enseña a respirar otra vez

Respirar con profundidad puede ayudarte a relajar y te ayuda a lidiar mejor con la ansiedad.  Y una gran parte de esta práctica se centra en la respiración.  “El yoga te enseña a respirar no solo cuando es fácil, también cuando la situación lo dificulta”, dice Burkhart.  Puede sonar tonto, pero cuando estás todo el tiempo corriendo, olvidas respirar, al menos productivamente. 

Las técnicas de respiración lenta y profunda que aprendes en el yoga pueden ser útiles en circunstancias tensas.

El yoga puede aliviar los dolores de las articulaciones

Las personas con artritis pueden encontrar la solución en el yoga.  Una revisión de 2011 publicada por la Clínica de enfermedades  reumáticas de Norteamérica indicó que practicar yoga dos veces a la semana ayudó a mitigar la inflamación y las articulaciones en individuos con artritis reumatoide y osteoartritis. Los movimientos suaves y lentos del yoga son ideales para aquellos que sufren de estas condiciones y pueden además dar alivio de sus síntomas dolorosos.  De hecho, puedes pedirle a tu doctor o instructor que te modifique las poses.

El yoga nunca es aburrido

La práctica de yoga provee infinitas opciones en sus niveles de dificultad y tipos.  Desde el Bikram al Ashtanga y todo en el medio, hay varios estilos distintos de yoga que puedes explorar.  Incluso dentro de cada tipo de yoga puedes encontrar muchísimas posibilidades para dominar posturas difíciles, y cada profesor de yoga trae su propio estilo a la clase.  Por ejemplo, en el yoga Vinyasa, hay cientos de poses y variaciones que pueden ser combinadas en una clase de 60 a 90 minutos, así que nunca te vas a sentir que haces lo mismo.

COMENTARIOS