Cultura

Murió el cineasta Eliseo Subiela, a sus 71 años

Había sufrido un infarto hace tres meses. Estaba trabajando en una nueva película. Sus restos serán inhumados mañana en un cementerio privado de la localidad bonaerense de Pilar

domingo 25 de diciembre de 2016 - 1:30 pm

El reconocido cineasta y docente Eliseo Subiela falleció hoy a los 71 años por una afección cardíaca y sus restos serán velados mañana en un cementerio privado de la localidad bonaerense de Pilar.

El deceso fue revelado por el secretario de Acción Social de Directores Argentinos Cinematográficos (DAC), Gabriel Arbós, por Facebook y confirmado luego por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa).

Subiela, quien preparaba una segunda puesta en escenarios teatrales para marzo con la obra de su autoría “La vida real”, era padre de tres jóvenes y de exitosos filmes en las décadas de 1980 y 1990 como “Hombre Mirando al Sudeste” y “El lado oscuro del corazón”.

El director de cine falleció “en la madrugada de hoy”, de acuerdo a lo revelado por Arbos quien destacó que “nos deja muchas obras cinematográficas, por las que ganó muchas veces el apoyo tanto del público, como de la crítica”.

“Sus películas lo mantendrán vivo para siempre”, añadió el directivo de la DAC, donde Subiela se desempeñaba en una vocalía.

El INCAA, en tanto, lamentó su deceso y lo destacó también como “notable director de cine, docente y un activo participante de DAC y defensor de los directores como autores audiovisuales”.

A pedido de la familia, los restos de Subiela serán velados mañana solo durante una hora, de 11.30 a 12.30, en el cementerio Jardín de Paz, ubicado a la altura del kilómetro 32,5 sobre el acceso a Pilar.

Arbos expresó también las condolencias de la DAC a la pareja del director, Mora (Maglio) y a sus hijos, Guadalupe, Eliseo y Santiago”.

Docente, guionista y director, Subiela se caracterizó por introducir en sus películas elementos fantasiosos y de ciencia ficción, y un ejemplo de ello es su exitoso film “Hombre Mirando al Sudeste” (1986), con la que obtuvo su mayor reconocimiento popular y artístico.

Esa película se convirtió en un clásico de la cinematografía argentina, y Subiela recibió por ella el Premio Cóndor de Plata al mejor director en 1988.

Otros hitos del director fueron las películas “El lado oscuro del corazón (1992)”, Últimas Imágenes del Naufragio (1991) y “No te mueras sin decirme adónde vas (1995)”.

Subiela inició su carrera como cortometrajista en los años 60 con Un largo silencio (1963) y Sobre todas estas estrellas (1965), a los que siguió el documental Argentina, mayo de 1969: los caminos de la liberación (1969).

En ese momento fue asistente de dirección de Armando Bo en La mujer del zapatero (1968) y del director que más lo influyó, Leonardo Favio, en Crónica de un niño solo (1965).

En su vasta carrera fue premiado por la Fundación Konex con el Premio Konex/Diploma al Mérito en 1991, como uno de los “5 mejores Directores de Cine de la década 1981-1990” en la Argentina y nuevamente en 1994 como uno de los 5 mejores Guionistas.

También fue nombrado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa (“Chevalier dans l´ordre des Arts et des Lettres de la Republique Française”, 1990) y miembro honorario de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España (1995).

Fuente: DyN

COMENTARIOS