Política

Macri dispuso fusionar programas para reducir el gasto público

Se ordenó a sus ministros que cada uno identifique, al menos, diez iniciativas en sus áreas que se puedan reducir por innecesarias o ensamblar con otras de idéntica finalidad que coexisten en otros ministerios

domingo 25 de diciembre de 2016 - 10:43 am

El presidente Mauricio Macri trazó como uno de los principales objetivos de 2017 eliminar, reasignar o fusionar programas improductivos, superpuestos y de bajo impacto social.

Según detalla el diario La Nación, por eso, ordenó a sus ministros que cada uno identifique, al menos, diez iniciativas en sus áreas que se puedan reducir por innecesarias o ensamblar con otras de idéntica finalidad que coexisten en otros ministerios.

Según confiaron fuentes cercanas al jefe del Gabinete, Marcos Peña, el objetivo es “mejorar la ejecución del gasto, identificando programas de bajo impacto, o repetidos en otros ministerios, que hay muchos, reconvertirlos, unificarlos y que de ese modo los recursos sean más eficientes”.

En la última reunión de gabinete ampliado en el Centro Cultural Kirchner, hace dos semanas, el vicejefe de Gabinete Mario Quintana pidió a los más de 600 funcionarios reunidos que cada ministerio identifique y proponga diez programas que se puedan a recortar por inservibles o fusionar con los de otros ministerios.

En rigor, el número “diez” es simbólico y antojadizo. En algunas carteras pueden ser menos y en otras más. Pero la idea es que los 20 ministerios del Poder Ejecutivo puedan reformular unos 200 programas para mejorar la gestión de la administración.

Luego de asumir, hace más de un año, Macri advirtió que la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner había dejado en muchas carteras programas o planes con objetivos similares y con muy escaso beneficio social. Sin embargo, para ellos se pedían partidas presupuestarias casi ilimitadas y contrataban cientos de empleados.

Un caso típico es el de los programas de formación laboral para jóvenes beneficiarios de planes sociales sin calificación para el trabajo.

Existen decenas de esos programas en cinco ministerios diferentes: Desarrollo Social, Trabajo, Producción, Educación e, incluso, en la Anses. Y cada organismo tiene varios planes distintos.

El Presidente bajó la orden de unificar esos programas y reconvertirlos en una sola Agencia de Formación Laboral, que estaría dentro del Ministerio de Trabajo, que conduce Jorge Triaca.

Macri busca dos objetivos: por un lado, reducir el gasto público. Tiene como prioridad bajar el déficit fiscal al 4,2% del PBI en 2017, tal como figura en el presupuesto del año próximo.

Te puede interesar:

Sería una señal económica a los inversores de que se lucha contra la inflación. Por otro lado, busca generar más eficiencia en la gestión de la administración pública.

¿En qué otras áreas se podrían reducir planes? El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, identificó siete programas de viviendas diferentes en la Secretaría de Obras Públicas que heredó del convicto José López. Todos se unificarán en el Plan Nacional de Vivienda, que reemplazará a siete planes federales.

“Se reducirá la cantidad de programas pero no el presupuesto para vivienda. Al contrario, será mayor al de este año porque será una de las marcas del Gobierno y de Macri”, prometió un allegado a Frigerio.

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, de estrecha confianza de Macri, descubrió también que casi todos los ministerios tienen programas de entrenamiento para empleados públicos y su objetivo es centralizarlos todos en Modernización.

Por otro lado, el plan Procrear (viviendas con crédito subsidiado) pasará de la Anses a su “lugar natural”, que es la Secretaria de Vivienda, de Domingo Amaya, en el Ministerio del Interior.

Se investigan también, para fusionarlos, muchos programas con idénticas finalidades entre Desarrollo Social, Educación, Trabajo y Salud. Macri espera ahora que los ministerios aporten sus informes. No puso plazos para la presentación. Sin embargo, el Presidente se lo recuerda a los ministros en las diferentes reuniones.

COMENTARIOS