Economía

Qué autos se benefician por la baja del impuesto interno

La actualización hará que 20 versiones dejen de pagar; otros tendrán margen para subir. ¿Cuáles serán los nuevos precios?

domingo 25 de diciembre de 2016 - 9:41 am

Detalles a considerar en materia económica. Cualquier retoque en los impuestos produce distorsiones en los precios. Y este efecto se hará notar en los próximos días en los valores de los autos 0 km, cuando las automotrices comiencen a distribuir sus nuevas listas entre los concesionarios.

Esta semana fuentes del Ministerio de Producción confirmaron que antes de fin de año actualizarán parcialmente y por seis meses el conmunmente denominado “impuesto a los autos de alta gama”.

Según indica el diario La Nación, la modificación será sólo para el primer tramo del tributo pero, aún así, conllevará efectos concretos que podrían derivar en un sube y baja de los precios finales de varios 0 km.

En el último año, pese a la inflación y la devaluación, la alícuota para los autos que superan un precio de $ 350.000 fue de 10% (tasa efectiva del 11,1%). Cuando se traspasaba la base de $ 800.000 se pagaba un 20% (tasa efectiva del 24%).

Este esquema, que afecta a autos importados y nacionales por igual, mejorará ahora en ese primer tramo, que aumentará un 8,6%, hasta los $ 380.000. Estos no son precios de mercado, sino de fábrica a los que hay que agregarles el IVA y el margen del concesionario, hoy cerca del 14%.

Durante el kichnerismo, el impacto del impuesto era mucho más alto y llegaba a duplicar el precio de algunos vahículos 0 km.

Las versiones que, tras la modificación impositiva, dejarán de pagar el impuesto interno a los autos son: el Mitsubishi Lancer -2.0 GLS AT Techo 6ABG (L08), el Hyundai Elantra 1.8 GLS 6MT Full Seguridad Premium 4 puertas (150cv) (L13), el Hyundai I30I30 – 1.8 MT GLS Full Seguridad Premium (150cv), el Hyundai Veloster – 1.6 16v MPI 6AT (130cv), el Alfa Romeo Mito- 1.4 Multiair TCT (135cv), el Audi A1 – Sportback 1.4 TFSi S-Tronic Ambition (122cv), el Audi A3 – 1.4 TFSI (125cv) MT 3 puertas, el Hyundai I30 – 1.8 MT GLS Full Seguridad (150cv), el Mitsubishi Lancer – 2.0 GLS MT Techo 6ABG (L08), el Hyundai Veloster – 1.6 16v MPI 6MT (130cv), el Alfa Romeo Mito – 1.4T 6MT Quadrifoglio Verde (170cv), la Chevrolet Captiva – 2.4 N LT MT 4X4 (167cv) (L12), el Volkwagen Golf – Variant 1.4 TSI Highline DSG (150cv) (L15), el Ford Mondeo – 2.5 SE AT (175cv) (L15), el Volkswagen The Beetle – 2.0 TSI Sport DSG (L14), el Volkswagen The Beetle 2.0 TSI Sport MT (L14), el Mini Cooper – Pepper (136cv) cinco puertas, el Volkswagen Golf – 1.4 TSI Highline DSG (150cv) (L15) y el Audi A1 – 1.4 TFSi S-Tronic Ambition (122cv).

Por otro lado, la consultora Abeceb señaló: “es importante destacar que existen versiones de producción nacional tales como la HRV de Honda, o el Focus de Ford que, al encontrarse sobre el límite del impuesto, ajustan el valor para no quedar alcanzados por el gravamen”.

La primera consecuencia es directa: unas 19 versiones de diferentes vehículos que hasta hoy estaban gravados con una tasa efectiva del 11,1% dejarán de pagarlo. Allí se abren dos opciones.

O las compañías aumentan el precio de esos autos y vuelven a dejarlo dentro de ese tributo o aprovechan para impulsar una política comercial más agresiva y sostienen los precios (que en rigor mostrarán una rebaja). Por otro lado, hay actualmente varios autos “topeados” en sus precios para no sufrir el impuesto.

COMENTARIOS