Navidad

La misteriosa estrella de Belén: ¿Un mito o la ciencia la puede explicar?

Por lo general, son ordenadas y predecibles; después de todo, es por eso que las podemos utilizar para fijar nuestros calendarios y guiar a nuestros barcos

domingo 25 de diciembre de 2016 - 9:32 am

¿Qué fue la estrella de Belén? ¿Hubo algún tipo de evento muy raro en el cielo alrededor de la época del nacimiento de Jesús – sobrenatural o milagroso-, o alguna clase de fenómeno natural que puede ser explicado científicamente?

Según detalla la BBC Mundo, no tenemos mucho en qué basarnos, apenas 12 versos de la apertura del Evangelio de Mateo, así que nadie sabe a ciencia cierta qué fue. Pero podemos hacer algunas conjeturas fundamentadas. Si fue un acontecimiento astronómico, debió haber sido algo extraordinario.

¿Pero una estrella? Por lo general, las estrellas son ordenadas y predecibles; después de todo, es por eso que las podemos utilizar para fijar nuestros calendarios y guiar a nuestros barcos. Pero hay excepciones.

Las supernovas son espectaculares; algunas incluso se puede ver de día. Pero no aparecen muy a menudo: la última que se observó a simple vista en nuestra galaxia fue en 1604. (Otra se pudo ver en la galaxia vecina más cercana, la Gran Nube de Magallanes, en 1987).

Sin embargo, los astrónomos antiguos como los chinos registraban muy cuidadosamente estos eventos y no tienen ningún registro de una supernova en la época en que nació Jesús. La colosal explosión estelar que creó una supernova 570.000 millones de veces más brillante que el Sol

Por otra parte, los remanentes de supernova son radiofuentes tan prominentes que nos pueden indicar cuánto tiempo hace desde que el evento tuvo lugar. No hay tales restos visibles de hace 2.000 años. La astronomía puede prácticamente descartar que la estrella de Belén haya sido una supernova.

Hoy en día la mayoría de las explicaciones científicas buscan acercamientos inusualmente cercanos de planetas brillantes, llamadas “conjunciones”.

Si buscas “explicación de la estrella de Belén” en internet encontrarás más de 40.000 sitios proclamando que tienen la única y verdadera explicación de la estrella. Y cada uno da argumentos vigorosos en contra de todas las otras teorías que, evidentemente, son incorrectas.

Nadie sabe lo suficiente como para argumentar de forma convincente cuál de estas teorías proporcionaría la mejor explicación científica de la estrella.

La astronomía nos falla, no por no tener respuesta, sino por tener demasiadas conclusiones posibles. Por otra parte, quién sabe, la estrella podría haber sido un evento puramente milagroso.

COMENTARIOS