Negocios millonarios

Los secretos del decreto que abre a Clarín la puerta a los celulares

El decreto que permite a Clarín entrar con fuerza en el negocio de los celulares está a la firma del presidente

sábado 24 de diciembre de 2016 - 9:22 am

El decreto que abre el camino para que el Grupo Clarín pueda brindar telefonía móvil de 4G y competir con las empresas telefónicas finalmente quedó a la firma del presidente Mauricio Macri.

Según cuenta el diario Perfil, el argumento del Gobierno es que en cuatro años Clarín tendrá tiempo para desplegar su propia red. Por ello, el Gobierno permitirá que nuevos operadores utilicen transitoriamente la red existente de otras empresas hasta tanto puedan instalar la propia. Es una medida que, si bien beneficia a toda la competencia, está hecha a la medida del grupo Clarín.

El decreto autoriza por ejemplo la “interconexión asimétrica”, es decir, fija un precio de referencia para que los nuevos jugadores, básicamente el Grupo Clarín, pueda usar por cuatro años la red de las empresas que ya brindan telefonía celular. De lo contrario, las telefónicas podían elevar la barrera de entrada a sus redes para cerrarle el paso al nuevo operador. También autoriza a usar las antenas para el roamming entre compañías y, de esa forma, lograr alcance nacional hasta tanto tengan propias.

El otro término clave es “refarming”, que es una autorización para que el Ministerio de Comunicaciones y el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) reasignen las frencuencias por donde transitan los datos del 4G. Es la piedra de la discordia. El Grupo Clarín va a incursionar a través de las frecuencias que tenían las empresas compradas por Nextel, su nueva nave insignia en el mercado de la telefonía móvil. Durante el kirchnerismo, las telefónicas pagaron unos 1.500 millones de dólares para operar 4G y amenazan con llevar su planteo al Ciadi, el tribunal del Banco Mundial para resolver conflictos de inversiones. Clarín argumenta que cuando quiso participar de la licitación para comprar frecuencias de 4G, el kirchnerismo se lo impidió con la excusa de que sólo podían pagar en dólares y la compañía tenía vedado el acceso al mercado de cambios.

El decreto autoriza también a que las telefónicas brinden televisión por cable y compitan con Cablevisión (Clarín) y Telecentro (Alberto Pierri), a partir del primero de enero de 2018, en Buenos Aires y Rosario. Los españoles habían pedido adelantar a enero del año próximo la autorización. El decreto pemite que DirecTV siga prestando servicios de internet. Su permiso vencía a fin de año.

COMENTARIOS