Salud

Cómo eliminar el dolor de muelas

Aparece cuando la parte central del diente o pulpa dentaria, extremadamente sensible, se inflama. ¿Cómo se puede tratar el problema?

viernes 23 de diciembre de 2016 - 9:38 am

El dolor de muelas aparece cuando la parte central del diente o pulpa dentaria, extremadamente sensible, se inflama. Esto puede ocurrir debido a varios motivos: una caries, un golpe o una infección de la encía. A continuación, te mostramos métodos para combatir este problema.

1) Toma algún analgésico. Los antiinflamatorios no esteroideos como la aspirina y el ibuprofeno producen alivio de forma rápida y efectiva en la mayoría de los casos de dolor leve de muelas.

El dolor constante y punzante puede entorpecerte a la hora de comer y de hablar, además de causarte problemas de sueño. También es más difícil tratar el dolor de muelas cuando es excesivo, así que toma algún medicamento de venta libre que pueda ayudar a aliviarlo.

  • Si el dolor es intenso o puedes sentirlo irradiando a otras áreas vecinas como tu oído, cabeza o garganta, entonces es necesario hacer una cita de emergencia con dentista.
  • Utiliza solo la dosis indicada en el prospecto del medicamento, o la recomendada por tu médico.
  • El Tylenol es otro analgésico de venta libre bastante efectivo.

2) Aplícate una compresa fría. Llena una bolsa para guardar alimentos con hielo, cúbrela con un paño fino o con papel de cocina y aplícala directamente sobre la muela o sobre la mejilla a la altura de la muela.

El frío ayudará a paliar el dolor. El uso de un paquete de hielo en lugar de una bolsa tendrá el mismo efecto, pero asegúrate de cubrirlo con una toalla.

  •  Hay casos de pulpitis cuando el dolor se calma con una temperatura cálida. Si el dolor aumenta con el paquete frío, cambia a una compresa caliente.
  • No apliques el hielo directamente sobre la muela. Si lo haces, el dolor aumentará ya que, debido a la inflamación, la muela estará especialmente sensible a las temperaturas calientes y frías.

3) Insensibiliza la zona. Compra un gel de venta libre para insensibilizar los dientes y las encías para aliviar el dolor durante unas cuantas horas. Este tipo de gel se aplica directamente sobre la zona afectada y, por lo general, su efecto dura varias horas, pero la saliva diluye los efectos del gel y lo extiende por la garganta o por encima de la lengua así que no te lo tragues.

4) Límpiate la boca en profundidad. A veces el dolor de muelas es causado por pequeños trozos de comida que se quedan entre los dientes, aumentando el dolor de la caries o de la gingivitis. Cuando este es el caso, limpiarse la boca en profundidad puede ayudar notablemente a eliminar el dolor y a solucionar el problema.

  • Pásate el hilo dental entre los dientes. Asegúrate de pasar el hilo entre las encías y cada diente. Deslízalo hacia delante y hacia detrás, de forma perpendicular a los dientes, para arrastrar hacia fuera cualquier resto de comida.
  • Cepíllate la zona afectada. Si el dolor es causado por la gingivitis, cepillarse la zona afectada es una de las mejores formas de aliviarlo. Cepíllate los dientes durante varios minutos, insistiendo en la zona afectada. Sigue cepillándotelos hasta que haya disminuido notablemente la sensibilidad en esa zona.
  • Utiliza enjuague bucal. Termina el proceso de limpieza utilizando un enjuague bucal para eliminar las partículas y los restos de comida que queden. También podrías verter unas gotas de propóleos de abeja en la mitad de un vaso de agua y utilizarlo para enjuagarte la boca.
  • Sé constante. Sigue con esta rutina de limpieza dos veces al día, hasta que el dolor haya desaparecido por completo.

5) Utiliza enjuague con sal marina. El dolor de muelas causado por un golpe o por una infección leve puede desaparecer por sí solo. Para aliviarlo, haz un enjuague con agua templada y una cucharada de sal marina. Cuando la sal se disuelva, enjuágate y haz gárgaras con esta solución, asegurándote de que llegue a la zona afectada. Repite la operación varias veces al día, hasta que el dolor desaparezca.

COMENTARIOS