Política

La renuncia de Isela Costantini: los motivos principales de su salida

La ex titular de la aerolínea de bandera tenía dos grandes problemas: las audiencias que llamó el Estado para seducir a nuevas empresas, y los aumentos "desproporcionados" en relación a otros sectores

viernes 23 de diciembre de 2016 - 8:24 am

Se puede decir que hubo dos motivos fuertes por los cuales Isela Costantini dejó de ser la presidenta de aerolíneas argentinas.

El primero de ellos, está vinculado a la negociación salarial: Aerolíneas Argentinas y Austral terminaron sus acuerdos paritarios de este año muy por encima de lo que obtuvieron otros gremios que también negociaron, según informa el Diario La Nación. Además, la empresa entregó más premio que el que le dio el Ministerio de Transporte: la recomposición habría llegado casi al 50%, muy por encima del 35% que el Gobierno admite oficialmente haber aumentado. Tampoco sus trabajadores pagaron Ganancias durante 11 meses, producto en buena medida de las negociaciones de Pablo Biró con el Gobierno.

Esto, desde ya, fue un elemento clave en la evaluación de su gestión. Dentro del Ministerio de Dietrich, no quedaron conformes con la negociación y la disparidad entre los beneficios a los empleados aeronáuticos respecto de los ferroviarios o los del colectivo.

Por eso, no sólo Costantini salió del cargo. Guillermo Diterich, ministro de transporte, pidió el retiro al director de Recursos Humanos, Daniel Maggi, que va a ser reemplazado por Juan Uribe, un hombre de estrecha confianza del funcionario que, hasta anteayer, era el director de Recursos Humanos del ministerio.

Por otro lado, la audiencia pública del próximo martes 27, en el que se debatirá la llegada de nuevas empresas aéreas, fue otro de los puntos importantes en la salida de Costantini.

De acuerdo al mismo diario, el ministro y la ejecutiva tuvieron una fuerte dicusión cuando se decidió llamar a una audiencia, a partir de la cual, se presume, Aerolíneas Argentinas perderá mercado.

El planteo era si se impugnarían pedidos de los futuros competidores, algo contradictorio con la idea de intentar seducir inversores aéreos. Finalmente, la decisión fue no participar de la audiencia, y desde los gremios tenían la intención de oponerse a la llegada de futuras aerolíneas, por iniciativa de algunos dirigentes y de la propia presdienta.

Según se supo, Dietrich le ofreció a la mujer brasileña seguir como presidente, en carácter de “representante de la empresa”, y Mario Dell’ Acqua, en la gestión. Ella aceptó, aunque a los 15 minutos recapacitó y avisó que se iba.

COMENTARIOS