Aerolíneas Argentinas

¿Por qué se fue Isela Constantini de Aerolíneas?

Aunque la ex CEO de General Motors argumentó que se va por razones personales, la salida también del gerente de Recursos Humanos y un director de la actual gestión levantan sospechas

miércoles 21 de diciembre de 2016 - 10:18 pm

Pese a que durante su primer año de su gestión al frente de Aerolíneas Argentinas Isela Costantini logró reducir a la mitad el déficit diario y de haber refinanciado los contratos con las fabricantes de las naves, sobre los que logró mejores tasas de interés, la ex CEO de General Motors decidió dar un paso al costado.

Constantini se reunió la tarde del miércoles con el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, quien le dio dos opciones: la renuncia o quedar con un rol institucional importante dentro de la compañía. Para una CEO acostumbrada a la posición ejecutiva, la alternativa era nula.

Se trata de la primera renuncia de un funcionario con mucho peso y alto perfil dentro del grupo de personas que habían arribado al Gobierno tras ocupar altos cargos gerenciales en el sector privado. Anteriormente ya había salido Luis María Blaquier, quien había sido designado como encargado de manejar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES.

Las razones de la salida

Según informó iProfesional, Costantini tiene una relación tirante con el sindicato de pilotos (APLA), principalmente por la pelea salarial. Además, los miembros del gremio la criticaron por los “pésimos resultados” que venía logrando la compañía.

Pero eso no fue todo: la hasta ahora CEO tenía también muchas diferencias con los equipos técnicos del Gobierno.

El desgaste que producen las internas es, sin dudas, uno de los motivos más determinantes: acostumbrada al manejo empresarial, a Constantini le costaba el manejo político que suele circular en los gabinetes gubernamentales.

En medio de este cruce, la ex directiva de GM celebró el hecho de haber logrado reducir los subsidios que venía recibiendo de parte del Tesoro, desde u$s670 millones a u$s300 millones.

Costantini hace unos días había asegurado que la compañía venía gastando u$s2 millones diarios y que había podido bajar el ritmo a u$s1 millón por jornada.

La intención de la ahora ex presidenta, según lo dijo en varias oportunidades, era lograr que la compañía fuera autosustentable para, luego, salir a fondearse al mercado de capitales.

La decisión también se produjo días después de que se refinanciaran contratos por la compra de 20 Boeing modelo 737 8000, un avión que en poco tiempo se dejará de fabricar, y se modificó por un combo que incluye nueve de ese tipo, además de 11 Boeing 737 MAX que son más modernos y eficientes.

COMENTARIOS