Política

Explican el tipo de cirugía que le realizarán a Mauricio Macri

Será sometido a una microcirugía láser por una disfonía. Especialistas consultados coinciden en que se trata de un cuadro frecuente y benigno

martes 20 de diciembre de 2016 - 6:14 am

A Mauricio Macri el primer año de presidencia no le resultó particularmente saludable. Ahora, según dio a conocer ayer la Unidad Médica Presidencial, un pólipo en las cuerdas vocales lo llevará nuevamente al quirófano.

Según indica el diario La Nación, aunque advierten que sólo conocen su cuadro por trascendidos periodísticos, especialistas consultados coinciden en que se trata de un cuadro frecuente y benigno, y que la cirugía es de las más sencillas que realizan los otorrinolaringólogos.

“Son patologías benignas, que se presentan más en hombres que en mujeres, y generalmente por mal uso o abuso de las cuerdas vocales”, dice la doctora Dora Latourrette, médica del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Italiano de Buenos Aires.

A pesar de que se llaman “cuerdas”, esa parte del aparato fonador humano está formado por pliegues del músculo tiroaritenoideo. “Están recubiertas por un epitelio, la lámina propia y por debajo el músculo. El pólipo se produce en la capa más superficial, por eso es sencillo extraerlo”, agrega Latourrette.

Para el doctor Vicente Diamante, miembro titular de la Academia Nacional de Medicina en el área de otorrinolaringología, el daño suele comenzar con un nódulo, que es reversible con foniatría y con un buen aprendizaje de la emisión de la voz. “Después del nódulo se configura el pólipo, que es quirúrgico”, explica Diamante.

Según explica Diamante, el diagnóstico se realiza mediante una laringoscopia. “Se coloca una pequeña fibra óptica desde la nariz y se llega hasta el nivel de las cuerdas vocales para observar la lesión, que también puede darse en niños.

Si no hay enfermedades preexistentes que exijan una internación de un día, la cirugía para extraerlos es ambulatoria, aunque con anestesia general.

La única situación en que no se opera es en embarazadas o puérperas, en las que pueden aparecer por razones hormonales.

“Es una cirugía muy sencilla y semiambulatoria -subraya Diamante-. Se duerme al paciente, se le sacan los pólipos y a la hora o dos horas se va a la casa.”

Hasta ayer, según el comunicado oficial, todavía no se había fijado el día y la hora de la intervención, que sería fijada en breve, de acuerdo con las posibilidades de la agenda del jefe de Estado.

COMENTARIOS