Política

Una radical, ex funcionaria de Kirchner, estará a cargo del G20 en Buenos Aires

Beatriz Nofal trabajará con la ministra Malcorra en la organización de la cumbre del organismo en la Argentina

sábado 17 de diciembre de 2016 - 1:50 pm

Una respetada economista de origen radical, que fue funcionaria del gobierno de Néstor Kirchner, será la responsable de armar y coordinar el equipo a cargo de la cumbre del Grupo de los 20 que tendrá lugar en la Argentina en 2018.

Para ese encuentro llegarán al país veinte jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos los de Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Gran Bretaña, y Japón.

Según confirmó el portal Clarín de fuentes oficiales, Beatriz Nofal se incorporará al gobierno de Mauricio Macri, pero desde hace semanas viene asesorando a Malcorra en los preparativos de la cumbre.

Desde este mes, Argentina forma parte de la troika del G20 que incluye el país saliente (China), el actual (Alemania) y el siguiente (Argentina). Nofal se incorporará en etapas a la Cancillería, y se espera que en marzo sea nombrada la nueva Sherpa (“Guía”) de Mauricio Macri en las cumbres del G20.

Nofal había llegado al gobierno de Néstor Kirchner de la mano de Alberto Fernández cuando entonces se buscaba la llamada “transversalidad” política.

Manejó la Agencia Nacional de Desarrollo de Inversiones, creada en 2006. Con cierta autarquía dependía del Ministerio de Economía. Con el tiempo, empezaron a surgir problemas sobre las visiones diferentes que tenían la Agencia y el Ejecutivo.

Hubo rivalidad con ella de la ex ministra de Producción Débora Giorgi y finalmente Cristina Kirchner disolvió el organismo en 2010 cuando quiso darle más poder al entonces secretario de Relaciones Económicas Internacionales, y hoy embajador en Alemania, Luis María Kreckler.

Nofal habló entonces de un “error institucional” y se alejó. Se afirma ahora que fue el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, quien la puso en contacto con Malcorra. En el entorno de Nofal afirman que se siente “honrada” por representar a Macri y a Malcorra ante el G20.

Esta semana hubo otros cambios más en la Cancillería. Por un lado, salieron los decretos con la renuncia del ex vicecanciller Carlos Foradori, y en su lugar quedó Pedro Villagra, hasta esta semana jefe de Gabinete de la ministro.

Al lugar de Villagra va, en un gesto sorpresivo de Malcorra, su secretario Marcos Stancanelli, hijo de Néstor Stancanelli, diplomático de mucha trayectoria ya fallecido.

El otro joven secretario de Malcorra, Tomás Giudici, cercano al secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Fulvio Pompeo, fue ascendido con un traslado a la embajada argentina en Uruguay.

Al mismo tiempo, a la Cancillería también se incoporará un hombre del riñon de Macri, Horacio Reyser, quien conducirá la Cooperación y el Comercio Internacional en lugar de Cristina Boldorini.

COMENTARIOS