Impuesto a las Ganancias

“Fe de erratas” incorrecta: ¿doble error de Kicillof en el proyecto de Ganancias?

Según la primera corrección que hizo el ex ministro de Economía Kirchnerista, el costo fiscal final si se aprueba su proyecto ascendería a $140 mil millones y no a los $100 mil millones de los que se habló en el recinto

jueves 15 de diciembre de 2016 - 4:07 pm

La alegría del kirchnerismo que logró junto al massismo imponer un proyecto para modificar el impuesto a las Ganancias se topó en las últimas horas con el descubrimiento de errores de cálculo que derivaron en un pedido de fe de erratas a las autoridades de la Cámara de Diputados antes de que la iniciativa sea tratada en el Senado.

En concreto, el exministro de Economía Axel Kicillof le envió una carta al macrista Emilio Monzó, titular de la Cámara baja y encargado de girar el proyecto aprobado al Senado, pidiendo un cambio en la fórmula que avaló la mayoría hace menos de una semana.

La fe de erratas solicitada por Kicillof a Emilio Monzó, en su carácter de presidente de la Cámara de Diputados -encargado de girar el proyecto aprobado al Senado- modifica la fórmula de deducciones del Impuesto a las Ganancias y eleva el costo fiscal de la iniciativa opositora en relación con la versión original aprobada la semana pasada. Con la corrección, cambia la fórmula de deducciones progresivas (conocida como Tablita de Machinea) para el tramo de trabajadores con salarios netos de entre $55 mil y $95 mil mensuales. Al aumentar el costo de las deducciones, se potencia la baja de recaudación tanto para Nación como para las provincias.

Doble error

Pero el intento de corrección de Kicillof parece haber sido a medias, según informó el economista y docente Luciano Cohan. El joven titular de la consultora Elypsis escribió en su Twitter: “Genial, la fe de erratas de Axel también esta mal! No dice qué pasa si A=Salario neto anualizado. O si C=A-0.2×B”.

Cohan hizo referencia a la fórmula que presentó Kicillof ante Monzó, donde se ve la firma del ex ministro de Economía del kirchnerismo.

COMENTARIOS