Cultura

Increíble hallazgo: un médico jubilado tenía entre sus papeles un dibujo de Da Vinci

El hombre no sabía que tenía un “Leonardo” entre sus papeles. El boceto se realizó en 1480 y fue valuado en 15 millones de euros

miércoles 14 de diciembre de 2016 - 3:03 pm

Un médico jubilado francés conservaba, sin saberlo, un dibujo de Leonardo da Vinci. En marzo, el hombre llevó una carpeta con 14 dibujos viejos que había heredado de su padre, coleccionista de libros, a la casa de subastas parisina Tajan. Dentro de los papeles se encontraba un boceto del martirio de San Sebastián. Después de varias investigaciones, que duraron meses, el trabajo se situó en el año 1480 y fue valuado en 15 millones de euros. Por ello recién ahora se conoce la noticia.

La obra muestra al santo atado a un árbol a punto de ser acribillado por las flechas, por orden del emperador Diocleciano.

“Cuando la vi pensé que podía ser importante, pero no creía que fuera un Leonardo”, contó el responsable de dibujos antiguos de Tajan, Thaddée Prate, el hombre que la recibió.

Tras la sorpresa inicial, el responsable de Tajan acudió a su fuente habitual para este tipo de obras, el experto Patrick de Bayser, que tardó poco en detectar en él el trazo de mano izquierda del artista renacentista. “Desde el primer momento fue tajante: era un Leonardo, tenía todas sus características”, dijo Prate. Los especialistas pudieron determinar que el croquis pertenecía a la época creativa previa al traslado de Da Vinci a Milán.

Continuaron las comprobaciones y se buscó una tercera opinión. La casa de subastas se contactó con la mayor autoridad en dibujos de esa época, la conservadora del Museo de Arte Metropolitano de Nueva York (MET), Carmen C. Bambach. Al respecto, dijo Prate: “Se llevó una enorme sorpresa, se emocionó, tampoco tuvo dudas”.

La experta halló otras curiosidades: en el reverso de la pieza aparecen dos estudios científicos, uno sobre las sombras que crea un vela y el otro sobre el efecto de los rayos luminosos proyectados tras un obstáculo, trazados con posterioridad al dibujo. Además, se ven notas tomadas de derecha a izquierda, para ser leídas con un espejo, la forma que tenía de escribir Da Vinci.

La especialista determinó que esos trabajos también eran obra de Leonardo, porque recordaban otros atribuidos al artista, como los bocetos que realizó para pintar una Adoración de los magos que data de la misma época. Bambach situó el dibujo como uno de los ocho que el artista del Renacimiento aseguró haber pintado sobre San Sebastián en la obra Codex Atranticus, en el que dejó registro de sus investigaciones.

COMENTARIOS