Historias de vida

Deportista argentino encontró una alianza de 1948 y localizó a su dueña de 90 años

Franco Icasati, campeón panamericano y sudamericano de karate, halló el anillo en el Sanatorio De Los Arcos y pudo dar con su dueño gracias a las redes sociales

martes 13 de diciembre de 2016 - 1:07 pm

El karateca integrante del Comité Olímpico Argentino Franco Icasati protagonizó una historia emocionante, cuando el viernes pasado, antes del cumpleaños de su mujer, llevó a su hija con fiebre a la guardia del sanatorio De Los Arcos, en el barrio de Palermo.

Mientras esperaban el resultado del hisopado, su mujer Julieta encontró tirada en el suelo del lobby una alianza de oro cerca de uno de los tachos de basura.

“Me dijo ‘mirá lo que encontré’ y dijimos vamos a intentar devolverla”, contó Franco a Telefe Noticias sobre el momento en que hallaron el anillo.

“Teníamos dudas en el método, no queríamos intermediarios y en seguridad no conocíamos a nadie”, detalló.

Franco y Julieta decidieron llevarse el anillo a su casa y el deportista escribió un mensaje en Twitter: “Me encontré una alianza de 1948 en el Sanatorio Los Arcos. Si es de tu abuelo o de tu papá avísame. Dale RT (me gustaría devolverlo)”. Lo mismo publicó en su cuenta de Facebook.

Al ver su celular el sábado descubrió que la repercusión del tuit era enorme. “Me contactó una chica y me dijo que su abuela había perdido una alianza y estaba desesperada. La seguí en Twitter y empecé a preguntarle cosas”.

Las respuestas fueron todas correctas. Rosa tiene 90 años y estuvo internada el viernes por problemas de salud. Después de intercambiar sus datos, y en medio de la emoción, Franco se reunió con el hijo de la señora y conoció la otra parte de la historia.

Cuando le dieron el alta, antes de irse del sanatorio, Rosa fue al baño y sin darse cuenta se le cayó al suelo el anillo. Durante la cena del viernes, ya en su casa con su familia, la mujer les contó que había perdido la alianza de casamiento que para ella significaba muchísimo.

Cuando la nieta le dijo que había localizado a la persona que la tenía, la mujer no lo podía creer y empezó a llorar de la emoción.

“Vino el hijo, la buscó y hablamos. Escuchamos por teléfono a Rosa muy movilizada”, contó Franco, que es campeón Panamericano y Sudamericano de Karate.

“Es lo que correspondía, no hicimos nada fuera de lo común, es algo que tiene que ser moneda corriente. Mi mujer perdió su celular y al día siguiente se lo devolvieron. Al final somos más los buenos que los malos. Procedimos de la manera con la cual estamos educados”, completó Franco.

COMENTARIOS