Confesiones Hot

Morochas y compinches: Las confesiones hot de las infernales hermanitas Etchart

Son hermanas y se llevan tres años de diferencia. Son parecidas en algunas cosas y súper diferentes en otras. Admiten que las dos besaron al mismo hombre, pero niegan haber compartido un novio

lunes 12 de diciembre de 2016 - 8:06 am

Nunca pensó en participar de un reality, sin embargo un amigo le avisó que estaba abierto el casting para Gran Hermano y, sin dudarlo, se presentó. Y quedó, obvio. Así sucedió que Belén Etchart (24) se subió a esa especie de montaña rusa que ya no se detuvo. “Todo fue muy rápido”, avisa, y cuando quiso acordarse ya estaba dentro de la Casa viviendo su primera experiencia como famosa. “Yo estaba buscando trabajo. Estaba yendo a las agencias, haciendo castings. Fue en el momento justo. Me lo mandó Dios”, relata.

-¿Te sentiste cómoda dentro de la Casa, siendo que no buscaste desesperadamente entrar?
-Sí, me llegó en el momento justo y lo aproveché. No sabía muy bien qué hacía ahí adentro, y salí y me sirvió para lo que tanto quería.

-¿Y qué era eso que tanto querías?
-Trabajar en algo que tuviera que ver con la actuación. Yo estudiaba con Patricia Palmer y mi idea era empezar a hacer castings para rodajes o televisión. No asociaba que con Gran Hermano podía logarlo.

-O sea que buscás ser actriz
-Sí, igual trato de no decir esto no, esto sí. Mi tío siempre me dice que a uno tal vez le va bien en un área que quizás no es la que más le gusta. Me gustaría trabajar en actuación, pero en este momento si se me presenta otra cosa que me sirve y veo que puedo aprender, lo hago.

Y esta es la primera característica que diferencia a Belén de Johanna, su hermana tres años menor. A simple vista las chicas son parecidísimas, pero hay algunas cosas, especialmente relacionadas con la vocación, que las distancia. Son muy compinches y disfrutan de hacer cosas juntas.

-Johanna, ¿te gustaría formar parte del ambiente artístico?
-No. No sé si me gustaría ser famosa. Yo trabajaba en un local de ropa, ahora estoy desempleada y voy a empezar a estudiar peluquería.

-¿Y te resultó difícil hacer esta producción de fotos?
-Lo que me cuesta mucho es la tele, unas fotos las hago, y más si es con mi hermana. No me costó mucho aceptarlas, la verdad (risas).

-Entonces, ¿no intentarías entrar en la casa de GH en 2017?
-¡No, ni loca! No duro ni un día encerrada ahí (risas).

Las chicas asumen que tienen el mismo humor y que se ríen de las mismas cosas, pero Johanna plantea que Belén es mucho más perseverante que ella cuando busca concretar las cosas que quiere. Saben que son lindas, pero ninguna de las dos se hace cargo de las fantasías que generan.

-Belén, en Instagram hay algunas fotos de ustedes que son medio ratoneras. ¿Cómo manejan el avance de los hombres?
-Bien, porque la gente tiene buena onda. Es la primera vez que salimos juntas y nos dicen: “Ah, las hermanas Etchart”. Nosotras nos matamos de la risa. Recién ahora la gente nos empezó a pedir que hagamos cosas juntas.

-¿Alguna vez compartieron un novio?
-No. Nunca compartimos un novio, aunque sí besamos a un mismo chico, pero en diferentes días.

-¿Y se lo echaron en cara?
-No, nos matamos de risa. Hace poco me chapé un chico que ella se chapó. Pero pasó y yo la cargaba y le decía que estaba mal por eso y ella se moría de risa.

-Belén, ¿con Mariano Berón (ex compañero de GH) no volvieron a estar juntos?
-No, nunca más y me aburre hablar de él

-¿Por qué?
-Intentamos estar y no funcionó. Es lo que me quedó de la Casa. Uno ahí está solo y se generan vínculos lindos, te encariñás. Pero salís y te das cuenta de que no es lo mismo dentro que fuera de la Casa. Dentro de la Casa tenés una cámara que te está mirando y uno se cuida un poco, imaginate afuera sin cámara. Es como que soltás al perro (risas). Intentamos que funcionara, pero se terminó. Él dice que se terminó hace cinco meses, bueno. . . está bien.

-¿Y cuánto hace que se terminó para vos?
-Para mí hace dos meses, pero si él dice que fue hace cinco es por algo.

-¿Tenés ganas de estar en pareja?
-No, quiero estar tranquila. Me llevé una mala experiencia con él. Le molestaba que saliera en ropa interior en la obra de teatro en que estaba trabajando. Le molestaba que fuera a comer con una amiga o con una seguidora.

-¿A qué cosas estarías dispuesta a renunciar por amor y a qué cosas jamás renunciarías?
-Eso depende del momento en que yo esté. Si estoy con una persona seria, que me voy a casar y que voy a tener hijos, obvio que puedo renunciar a un trabajo. Pero si estoy con un pibe que le da vergüenza sacarse una foto conmigo, porque le da vergüenza que le digan que está de novio, no puedo renunciar a nada por esa persona.

-¿Y te pasaba algo de eso?
-Sí, es un chico muy conflictivo. Igual lo quiero como persona. Como amigo es un amor, pero como pareja, que Dios ayude a su próxima novia, que le dé mucha fortaleza, ¡Dios mío!

-¿Sufriste con él?
-¡Me agotó la paciencia!
Fuente: Paparazzi

COMENTARIOS