Política

Gobernadores cuestionaron el proyecto de Ganancias de la oposición

Los gobernadores de San Juan, Río Negro y Santa Fe cuestionaron el proyecto opositor para reformar Ganancias

jueves 8 de diciembre de 2016 - 6:39 pm

Los gobernadores de Río Negro, Alberto Weretilneck, y de Santa Fe, Miguel Lifschitz, salieron hoy a criticar el proyecto de ley de Impuesto a las Ganancias aprobado en Diputados, por entender que “perjudica al conjunto de las provincias argentinas”, ya que tiene “un impacto fiscal importante” en sus finanzas, en razón de ser coparticipable.

Lifschitz calculó que de aprobarse en el Senado, significará una pérdida de ingresos para su provincia de unos 2.500 millones de pesos anuales y su par rionegrino, que estimó la pérdida en 800 millones de pesos anuales, alertó que “financiar a un sector de la población y desfinanciar a todo nos está llevando a todas las provincias a la quiebra y al endeudamiento como en el año 2001”.

El gobernador de Santa Fe remarcó que “no es un buen proyecto” el que votó la oposición, aunque advirtió que su eliminación fue “una promesa de campaña” del presidente Mauricio Macri.

En declaraciones a radio La Red, Lifschitz, que fue cuestionado por el Gobierno debido a que los diputados santafesinos de su fuerza votaron a favor de la iniciativa que el martes obtuvo media sanción, dijo que “es verdad que tiene un impacto fiscal importante” y advirtió sobre los efectos negativos que tendrá sobre las arcas provinciales.

“Es verdad lo que dice el Gobierno, y lo he planteado también, que tiene un costo fiscal importante, que impacta sobre las finanzas del Gobierno nacional en un 50 por ciento, y el resto en las provincias. Y la mayoría de las provincias están en una situación muy comprometida desde el punto de vista económico”, sostuvo.

Lifschitz recordó que este año, por los cambios que el Ejecutivo aplicó en febrero al mínimo no imponible de Ganancias, su provincia dejó de recaudar 2.500 millones de pesos, y calculó que esa misma cifra sería el costo en caso de aplicarse la iniciativa opositora.

Por último, aseguró que “todavía el Gobierno está a tiempo de buscar una salida” ya que el tema se convirtió “en una cuestión política más que tributaria”.

Por su parte, Weretilneck fundamentó su rechazo a la iniciativa opositora en que “perjudica al conjunto de las provincias argentinas, que son las que mantenemos y hacemos funcionar el país todos los santos días”.

El mandatario provincial explicó que “lo que nosotros planteamos está perfecto, saquen todas las leyes que quieran sacar en beneficio de la gente, pero no sigan castigando a las provincias”.

Weretilneck sostuvo por radio Del Plata que “tiene que haber una mirada de conjunto porque financiar a un sector de la población y desfinanciar a todo nos está llevando a todas las provincias a la quiebra y al endeudamiento como en el año 2001”.

Además, advirtió que “si a la pérdida de recursos producto de la recesión le sumamos este tipo de leyes no va a quedar ninguna provincia superavitaria y no endeudada”.

El gobernador rionegrino aclaró: “No estoy discutiendo la decisión de eximir del pago de ganancias a cierto sector de la población”, sino que “estoy diciendo que como hombre público, como hombre de Estado que es un diputado nacional” tiene “que mirar las consecuencias de los actos que se llevan adelante”.

Weretilneck resaltó que “en este caso se votó una ley que perjudica al conjunto de las provincias argentinas que son las que mantenemos y hacemos funcionar el país todos los santos días”.

El mandatario rionegrino aseguró que las fuentes de financiamiento que contempla el proyecto “no compensa lo que se extrajo” a las provincias.

Weretilneck calculó que en el caso de Río Negro el costo que tendría la modificación de Ganancias “mínimo son 800 millones de pesos al año sobre un presupuesto de 38 mil”, lo cual equivale a “cuatro hospitales”.

DyN

COMENTARIOS