Impuesto a las Ganancias

Ganancias: tributaristas califican de “mamarracho” al proyecto votado en Diputados

Los especialistas en impuestos afirmaron que duplica impuestos, resucita otros que habían sido derogados hace pocos meses y que boicotea el régimen de blanqueo de capitales

jueves 8 de diciembre de 2016 - 8:16 am

Un mamarracho. Sin rodeos, así calificaron los tributaristas al proyecto de reforma del impuesto a las ganancias que recibió media sanción anoche por parte de la cámara de Diputados.

Según detalla el diario La Nación, los especialistas en impuestos afirmaron  que el proyecto duplica impuestos, resucita otros que habían sido derogados hace pocos meses y que boicotea el régimen de blanqueo de capitales.

Frente a la complejidad del sistema ideado por el ex ministro Axel Kicillof, funcionarios de la AFIP y del Ministerio de Hacienda comenzaron hoy a evaluar el verdadero costo fiscal del proyecto para prepararse para el debate en el Senado.

Una calificada fuente oficial indicó: “Es de terror, infantil, fomenta la evasión y va a perjudicar a los trabajadores en lugar de beneficiarlos. Destruyeron el impuesto a las ganancias, cuando la clave era actualizar las tablas de las escalas”.

En Casa de Gobierno también calificaron a la iniciativa como un “Frankestein impositivo”. “Es un mamarracho: rompieron toda la estructura del impuesto, más allá de quién pague el costo político”, dijo Iván Sasovsky y sostuvo que los diputados que votaron el proyecto son los mismos que derogaron el impuesto a los dividendos en el sinceramiento fiscal y ahora lo están reincorporando.

César Litvin coincidió y dijo que el proyecto aprobado “genera indignación”. “Es un paquete explosivo, típico relato K que, con la excusa de darle recursos a los pobres, aumenta la presión tributaria con impuestos distorsivos y boicoteando el blanqueo”, señaló.

Jorge Gebhardt afirmó que “las consecuencias son muy serias y preocupantes: reimplantar el impuesto al dividendo es una señal pésima a la inversión, porque hace 4 meses que se eliminó. Y es muy grave porque además discrimina contra otras formas de inversión”.

COMENTARIOS