Impuesto a las Ganancias

Con una pelea política furiosa, el Gobierno clausura el año parlamentario

La razón es política y responde a una estrategia que la Casa Rosada pretende llevar hasta las últimas consecuencias: hacerle pagar a Sergio Massa el costo de haber llegado a un acuerdo con el kirchnerismo

jueves 8 de diciembre de 2016 - 8:00 am

La derrota política que sufrió anteayer el oficialismo en el debate por Ganancias disparó la clausura abrupta del año parlamentario en Diputados.

Según detalla el diario La Nación, el Gobierno decidió ayer dejar en suspenso, al menos en la Cámara baja, la agenda que el propio Mauricio Macri había enviado al Congreso para su tratamiento en sesiones extraordinarias.

La razón es política y responde a una estrategia que la Casa Rosada pretende llevar hasta las últimas consecuencias: hacerle pagar a Sergio Massa el costo de haber llegado a un acuerdo con el kirchnerismo para imponer una reforma de Ganancias que el Gobierno califica como “mentirosa” e “irresponsable”.

“Queremos que la foto que se sacaron ayer [por el martes] quede fija hasta marzo”, explicó uno de los integrantes de la mesa chica de Cambiemos en Diputados. Se refería a la imagen de la conferencia conjunta que dieron las principales bancadas de la oposición para anunciar el proyecto unificado. “No puede ahora subirse a nuestro auto. Que se haga cargo”, abundó el mismo dirigente.

La decisión del oficialismo va en contra de los planes de Massa, que se preparaba para aportar la semana que viene los votos de su interbloque para facilitarle al Gobierno la reforma de la ley de aseguradoras de riesgos de trabajo (ART). Es una norma que reclaman los empresarios para limitar los juicios por accidentes de trabajo.

Después del acuerdo opositor, antecedido por una reunión a puertas cerradas entre Massa y Máximo Kirchner, la sesión de la semana que viene era para el jefe del Frente Renovador la oportunidad ideal de equilibrar la balanza y volver al papel de opositor responsable que supo construir durante todo el año.

Luego de un año en que la prioridad fue conseguir las mayorías para sancionar los proyectos que garantizaran la gobernabilidad, hoy lo primordial es mostrar firmeza ante una oposición que avanza.

COMENTARIOS