Moda

Ashley Graham se enfrentó a los diseñadores que no la quisieron vestir para su portada en Vogue

Este enero, la revista inglesa decidió sacudir las cosas y empezar el año con una modelo plus size en la tapa. Lamentablemente, no todos los diseñadores se alegraron por la decisión

miércoles 7 de diciembre de 2016 - 9:44 pm

Después de su famosa tapa en la edición de trajes de baño de Sports Illustrated, la modelo “plus size” Ashley Graham sigue haciendo historia y enfrentándose al paradigma de belleza de los diseñadores que, a pesar de su fama y su estilo, todavía se niegan a vestirla.

Como una gran defensora de la diversidad corporal, la modelo de 28 años lleva años alzando la voz por sus colegas de tallas más reales. Pero todo parece indicar que aún tiene una larga lucha por delante.

 

Después de que Graham debutara en la portada de British Vogue para la edición de enero, la editora en jefe Alexandra Shulman reveló que algunos diseñadores se “rehusaron categóricamente” a vestir a la estrella para esta sesión fotográfica.

“La sesión fue concretada al último minuto y todos estamos muy agradecidos con la gente de Coach, quienes bajo la dirección creativa de Stuart Vevers, se movieron rápidamente para proveernos de ropa que saliera de su rango de muestra”, escribió la editora en su Carta Editorial mensual.

 

“Ellos fueron entusiastas por vestir a una mujer que no es una modelo estándar, pero tristemente hubo otras casas que se rehusaron categóricamente a prestarnos su ropa”, advirtió con mucha sinceridad.

Y aunque Graham es apenas una de las pocas modelos de talla grande en posar para la icónica revista, Shulman asegura que esta es una dirección más que necesaria.

“Me parece extraño que mientras el resto del mundo está desesperado porque la moda acepte las definiciones más amplias de la belleza física, algunas de nuestras marcas de moda más famosas parecen estar viajando en la dirección opuesta y, en mi opinión, imprudente”, escribió.

 

@britishvogue

Una foto publicada por A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) el

Graham definitivamente no es la primera personalidad en sufrir este tipo de rechazo de parte de la industria de la moda. Leslie Jones, estrella de Saturday Night Live, fue completamente ignorada cuando necesitó apoyo para caminar por la alfombra roja.

 

COMENTARIOS