Tragedia del Chapecoense

El “niño ángel” y su familia perdieron millones pese a la ayuda en la tragedia del Chapeconse

El adolescente que guió a los rescatistas a la zona de la tragedia aérea contó que su familia perdió una gran cantidad de plata por los destrozos generados en la zona: "Lo único que pienso es que salvamos vidas, que ayudamos"

miércoles 7 de diciembre de 2016 - 6:06 pm

Se llama Johan Ramírez y es el adolescente que cooperó para permitir que seis personas salieran con vida del accidente aéreo del Chapecoense. Los medios lo bautizaron como “niño ángel” por su aporte. Sin embargo, la ayuda no le dejó un rédito económico sino todo lo contrario: los destrozos en la zona ocasionaron la pérdida del año para él y su familia.

El joven de 15 años entró en la historia del Chapecoense cuando advirtió que los rescatistas intentaban acceder al lugar de la tragedia por una zona poco conveniente. De esa forma, los guió por un lugar más corto, lo que permitió que accedieran con más rapidez para llevar a cabo los seis rescates: “Mi papá y yo les dijimos que había un camino más fácil y rápido”. El problema fue que el camino por el que accedieron los trabajadores dañó el terreno en el que los familiares de Johan trabajan sus cultivos: “Abrieron cuatro cercos y las vacas se metieron donde estaban los frijoles, la arveja y los tomates”.

Pese a las pérdidas por casi 60 millones de pesos colombianos (unos USD 20 mil), Johan, distinguido en su escuela con una Mención de Honor, contó que no le importa: “En ese momento mi papá no piensa en eso. Lo único que piensa es que salvamos vidas, que ayudamos”.

Ahora las autoridades buscan la forma de ayudar económicamente a la familia Ramírez a través de funcionarios y voluntarios locales, que cooperarán colaborando con algunos arreglos.

COMENTARIOS