Policiales

Le quisieron robar su camioneta nueva, los chocó y lo acribillaron

Sucedió en la localidad bonaerense de Merlo. La víctima fue un metalúrgico jubilado. Su esposa recibió tres disparos y se repone en un hospital

miércoles 7 de diciembre de 2016 - 9:43 am

En agosto pasado, Jorge Videla (65) se había jubilado tras toda una vida como metalúrgico. No obstante, seguía a cargo de su taller y se levantaba a las cinco de la mañana para ir a trabajar.

Después de obtener los papeles para el retiro, decidió darse un gusto: se compró una camioneta Ford Ranger cero kilómetro. Pero apenas la pudo usar tres meses, porque el lunes a la noche se la quisieron robar y lo mataron.

Según indica el diario Clarín, su mujer permanecía internada, herida con tres disparos (uno le atravesó los intestinos), aunque fuera de peligro.

Todo ocurrió después de que Videla fuera a buscar a su esposa, Lila Colombres (60), de ensayar con su grupo de música. La mujer estudió en un taller de canto y este año hasta grabó un disco.

Ambos estaban a mitad de camino a su casa, en la esquina de las calles Perú y Jujuy, en Merlo, cuando al menos cinco ladrones quisieron robarles la camioneta a bordo de una Hyundai Tucson.

“Jorge se asustó y los chocó, pero reaccionaron a los tiros y lo mataron”, dijo uno de sus familiares. Lucas, uno de los tres hijos del matrimonio, corroboró esta versión y añadió: “Los acribillaron”. De acuerdo a testigos, se escucharon al menos 20 disparos.

Los asaltantes abandonaron la Hyundai en la esquina de Elvesia y Carrizo, en el barrio Libertad, y en la fuga robaron otros dos autos (un Chevrolet Corsa y un Peugeot 206), el último de los cuales era conducido por un hombre, Diego Vigo (38), que fue herido de un culatazo en la cabeza.

Videla recibió un balazo que le provocó la muerte en el acto, mientras que su mujer recibió un tiro en una pierna, otro en un glúteo y el restante en la espalda. Colombres fue auxiliada por los vecinos y trasladada al Hospital Héroes de Malvinas, donde fue operada y luego la pasaron a una sala común.

Según la agencia Télam, la Policía determinó luego que la camioneta en la que se movilizaban los asaltantes tenía pedido de secuestro de una fiscalía federal de Esteban Echeverría que investiga el secuestro extorsivo de una mujer. Dentro de la Hyundai los investigadores encontraron un handy, un cargador de pistola calibre 9 milímetros y otras municiones.

“La zona donde pasó es residencial, pero donde nosotros vivimos es un barrio común y corriente. Mi papá no es empresario, no tenemos dinero, ni fue un ajuste de cuentas”, dijo el hijo de las víctimas, quien agregó que con su padre “siempre” hablaban “de entregar el vehículo o la plata, pero se ve que él se asustó”.

COMENTARIOS