Famosos en Crisis

Nicole Neumann finalmente reveló por qué el Poroto Cubero no va a verla al Bailando

La modelo sugirió que la crisis no es de pareja, sino futbolística

martes 6 de diciembre de 2016 - 8:38 pm

Nicole Neumann tiene demasiado en su plato finalizando este año: como una de las 7 finalistas de Bailando 2016, su relación con su marido, Fabián “Poroto” Cubero, fue puesta bajo la lupa y muchos son los que aseguran que la pareja vive una fuerte crisis, sobre todo porque el futbolista nunca fue a verla bailar en vivo.

Pero parece que la crisis no es de pareja, sino deportiva: según contó en una entrevista con “Este es el show”, el marido de la modelo está ocupado con Vélez Sarsfield, equipo en el que Cubero es referente histórico y capitán.

El club de Liniers, multicampeón en las dos décadas pasadas, vive un presente complicado y por primera vez en más de 30 años lucha para escaparse de los puestos de descenso a la B Nacional. Tras el debut de Nicole a fines de septiembre, Vélez perdió dos partidos seguidos, y luego logró un sufrido triunfo ante Defensa y Justicia. Ahora sumó dos igualdades al hilo: “Como los dos últimos partidos empataron, ya me dijo que va a venir, así que esperemos que este fin de semana le vaya bien”, dijo Nicole, deslizando que la aparición del futbolista podría generar malestar entre los hinchas del equipo que venía con una mala racha.

“Yo ya le había dicho que venga al programa y ayer (por el domingo), que estuvieron con tanto lío por el tema de la crisis, me dijo que ahora que están más o menos bien va a ir”, aseguró. “Él es el capitán, tiene que dar un ejemplo y demostrar un compromiso. Medio que le deslizaron que no estaría bueno que vaya”, remarcó, dejando entrever que el pedido había venido desde el propio cuerpo técnico.

Pero a pesar de que negó estar separada de su marido, padre de sus hijas Indiana (8) , Alegra (5) y Sienna (2), contó que su participación en el Bailando hizo mella en su pareja, sino en su familia: “Él me apoyó para que estuviera en el programa, pero cuando una va a entrando en el ritmo, en la locura de los ensayos y los horarios, por ahí algún palito tira. Es el tiempo que no estoy en casa, las chicas… El otro día, hablando, las chicas estaban alteradas y cansadas, en un momento familiar acoté un ‘no puedo más, estoy agotada’. Y él me dijo ‘sí, bueno, nadie puede más en esta casa'”, cerró Nicole, entre risas.

COMENTARIOS