Sociedad

El audio de un cura denunciado por abuso: “La tentación es más grande”

Fernando Yañez tenía a su cargo menores internados en un hogar; en una grabación, admitió los delitos: “Uno está rodeado de varones y necesita cariño"

martes 6 de diciembre de 2016 - 6:14 pm

Legisladores mendocinos se reunieron hoy con el arzobispo Carlos Franzini y le reclamaron que esclarezca las funciones de los religiosos que actúan en la provincia, en el marco de las denuncias por abusos sexuales perpetrados contra niños hipoacúsicos en el Instituto Antonio Próvolo.

En tanto, el sacerdote Fernando Yánez admitió en un audio difundido hoy en medios locales haber abusado sexualmente de adolescentes a su cuidado en un hogar de la localidad mendocina de Monte Comán. “Uno está rodeado de varones y necesita cariño”, dijo en la grabación el sacerdote que afronta desde 2014 un proceso por “abuso sexual simple” agravado por ser ministro de culto, tras la denuncia penal presentada por la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) provincial.

El audio, difundido por canal 7 Mendoza, se hizo público en medio del escándalo por la detención de los sacerdotes Nicolás Corradi y Horacio Corbacho y tres empleados del establecimiento por las denuncias de abusos sexuales de al menos 22 niños hipoacúsicos en el Instituto Próvolo.

Senadores de la comisión de Educación y diputados de la comisión Desarrollo Social acudieron esta mañana a la curia mendocina, donde exigieron a monseñor Franzini que detalle el número de religiosas y religiosos que trabajan con niños con discapacidad y en situación de vulnerabilidad.

Asimismo, le pidieron informes sobre pericias psiquiátricas realizadas a los clérigos que trabajan en esta función social y que detalle qué tipo de asistencia se presta a las víctimas y familiares del Instituto Próvolo.

“Tenemos que conocer qué medidas tomará el arzobispado de Mendoza con los otros institutos religiosos educativos”, advirtió el jefe de la comisión de Educación del Senado mendocino.

La senadora radical Norma Corsino sostuvo que el objetivo de la reunión fue conocer “cuál será el futuro de la institución y el camino que se ha recorrido después de enterarse de estas noticias, y también saber la historia del Próvolo y saber si en 2008 había algún conocimiento de la situación de los sacerdotes que estamos poniendo en tela de juicio”.

La diputada Beatriz Varela (UCR), presidenta de la comisión de Desarrollo Social, manifestó que el arzobispado se comprometió a “tener una declaración jurada acompañada con un estudio psiquiátrico y psicológico para todos los sacerdotes que vienen a la provincia”.

“También le hemos solicitado que nos digan cuántos religiosos hay en Mendoza que tengan contacto con sectores vulnerables en todos los departamentos de la provincia”, agregó.

La legisladora radical dijo que hubo un compromiso común de trabajar “en un protocolo de relación con los niños” y requerir que a partir del año próximo todos los sacerdotes y monjas que tengan contacto con niños o personas mayores “accedan a realizarse exámenes psicológicos y psiquiátricos”.
“Seguimos todos conmocionados, dolidos, queremos justicia y queremos verdad en todo esto”, sostuvo el vocero del arzobispado, sacerdote Marcelo De Benedectis, tras el encuentro con los legisladores.

Este es “un espacio interesante de diálogo, transparente, veraz no sólo de lo sucedido, sino de los pasos a dar para que nunca más suceda esto en Mendoza”, añadió.

De Benedectis dijo no tuvieron respuesta de la Santa Sede por el caso, aunque afirmó que el dicasterio vaticano correspondiente convocó a las autoridades religiosas de la sede central del Instituto Próvolo en Italia para “pedirles explicaciones”.

El vocero arzobispal destacó las acciones que lleva adelante el arzobispado luego de conocidas las denuncias de abuso sexual en el instituto y la imputación de los dos sacerdotes.

“Son acciones que ya se han tomado en estos días y acciones que están en ejecución, que todo va en poner freno a esto. Se les suspende la licencia sacerdotal a estos sacerdotes (en relación a los dos curas detenidos), no hay más actividad pastoral en el Instituto Próvolo en la parte edilicia, en los jardines, nada”, precisó.

El sacerdote indicó que también se conformó “una comisión para el seguimiento cercano interdisciplinario, transversal e integral de este tema”.

Fuente: DyN

COMENTARIOS