Denuncia del fiscal Nisman

Sorpresiva maniobra para parar la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner

El juez kirchnerista Slokar, que preside el tribunal, busca una sorpresa para desplazar a los jueces que votarían investigar la denuncia del fiscal fallecido

martes 6 de diciembre de 2016 - 5:00 pm

La Cámara Federal de Casación Penal resolvió llamar a un plenario para mañana para designar sus autoridades del año próximo, en un marco de internas que salpican a todos sus integrantes frente a la discusión por la apertura de la causa que impulsó el fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

Según fuentes judiciales, el presidente de Casación, Alejandro Slokar, convocó para mañana al acuerdo que se iba a realizar la semana próxima, para elegir las nuevas autoridades para 2017, pero no está claro si allí se discutirá si continúan las subrogancias de dos miembros de la Sala I, donde tramita la denuncia de Nisman contra la ex mandataria por encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA.

Justamente, Slokar recibió hoy una denuncia penal por delitos que van de “abuso de autoridad” hasta “cohecho y prevaricato” que radicó en su contra el diputado del PRO y ex dirigente de la comunidad judía Waldo Wolff.

“Habré de relatar las maniobras protagonizadas por el actual presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, el Dr. Alejandro Slokar, quien, deshonrando el cargo público con el que fuera investido, ha llevado a cabo conductas impropias para un funcionario público”, sostuvo Wolff en la denuncia.

Y aunque no descartó que “con el devenir de la investigación pudieran surgir otros autores y/o partícipes”, Wolf pidió investigar las versiones periodísticas que “dan cuenta de maniobras espurias cometidas por Magistrados del más alto Tribunal Penal Federal, cuya finalidad sería la de ‘frenar’ la reapertura de la denuncia” que hizo Nisman antes de morir.

Nisman denunció el 14 de enero de 2015 a la entonces presidenta de la Nación y varios allegados y funcionarios por supuestamente encubrir a Irán en el atentado a la AMIA, a través del Memorándum firmado con ese país.

El juez federal Daniel Rafecas no abrió la causa a prueba, la Sala I de la Cámara Federal lo respaldó y el fiscal de Casación Javier De Luca desistió de llevar el caso a Casación.

Este año, con nueva prueba, Rafecas volvió a rechazar la apertura del caso, al igual que la segunda instancia, pero el escenario cambió esta vez porque la DAIA solicitó ser querellante y así no quedaba todo en manos del Ministerio Público.

La Sala I de Casación convocó para el 19 de diciembre a una audiencia clave para analizar la apertura, mientras que la defensa del ex canciller Héctor Timerman y la propia jueza ultra kirchnerista Ana María Figueroa -presidenta de ese cuerpo- entendían que el caso debía pasar a la Sala II, donde históricamente tramitaron los expedientes vinculados a la causa AMIA.

Otro dato de interés es que dos de los integrantes de la Sala I de Casación, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, son subrogantes cuyo mandato debe ser o no ratificado.

Mientras desde un lado se sostiene que sus subrogancias fueron fijadas por 2016 y sin límite de vencimiento, del otro afirman que mañana también se intentará poner fin a esos mandatos ante la sospecha de que puedan votar por la apertura de la denuncia de Nisman.

En ese contexto, Slokar convocó para mañana a un plenario que definirá quiénes ocuparán la Presidencia, Vicepresidencia Primera y Vicepresidencia Segunda de la Cámara y quiénes integrarán cada una de las cuatro salas y sus respectivos presidentes. La reunión se adelantó porque en principio el plenario estaba previsto para el martes 13.

La Cámara Federal de Casación Penal es el máximo tribunal penal que existe por debajo de la Corte Suprema y está integrada por 12 jueces divididos en cuatro salas, 9 de ellos son titulares y las vacantes obligan a cubrirse entre ellos.

Durante 2016 la presidencia la ocupó Slokar (quien fue funcionario de Justicia en el gobierno kirchnerista), mientras que la vicepresidencia fue ocupada por Juan Carlos Gemignani y Liliana Catucci.

La Sala I fue presidida por Figueroa, junto a Borinsky y Hornos de subrogantes; la Sala II la componen Angela Ledesma, Pedro David y subroga en esa sala Alejandro Slokar; la Sala III está formada por Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Juan Carlos Gemignani (como subrogante), mientras que la Sala IV es la única que está completa con sus jueces titulares: Gemignani, Hornos y Borinsky.

Fuente: DyN

COMENTARIOS