Sociedad

Pesa 122 kilos y la eligieron reina de belleza

Sucedió en la provincia de Mendoza. Estefanía Correa ganó en su localidad y ahora quiere ser una de las representantes en la tradicional fiesta de la Vendimia

martes 6 de diciembre de 2016 - 7:08 am

Una historia que demuestra permanente superación. Los concursos de belleza están siendo cuestionados y replanteados sus estereotipos incluso en provincias donde hay apoyo y fervor popular por las candidatas, como en la Fiesta de la Vendimia en Mendoza.

El sábado a la noche algo cambió para siempre en la tradicional fiesta de la cosecha de la uva: fue electa una joven obesa que trabaja como modelo de talles XL en la localidad de Colonia Segovia de Guaymallén.

Según detalla el diario Clarín, la electa reina Estefanía Correa (24) tiene que superar varias etapas para lograr el cetro mayor: debe ganar el concurso en su municipio y luego la corona provincial para convertirse en reina nacional de la Vendimia.

Pero ella se define ganadora: “Sentí mucha felicidad. Voy a poder mostrar que cualquier mujer se puede presentar y acabar con los estereotipos, para que la mujer no se sienta más discriminada”, dijo en la noche de la coronación al diario Mdz.

Estefanía pesa 122 kilos y mide 1,62 metro, bastante menos de la altura y mucho más del peso promedio de las reinas de belleza. Como muchas nenas y adolescentes mendocinas, fantaseó con ganar la Vendimia.

Soñó con ser el centro de atención en los desfiles callejeros de la principal fiesta provincial, viajar para representar a Mendoza en ferias internacionales y hasta ganar un OKM y dinero.

Desde que decidió presentarse, en medio de un aire de cambio nacional por el fin de muchos concursos de bellezas en distintas ciudades, no ha dejado de recibir adhesiones y muestras de aliento.

La reina de Colonia Segovia y candidata a reina de Guaymallén está preparada para el desafío. Desde hace tres años trabaja en una agencia de modelos y en sesiones de fotos y en la pasarela, es quien exhibe los talles extra grandes.

“Practiqué los movimientos de una reina, estudié la historia de la Vendimia y cómo expresarme en público”, revela, en una muestra de su persistencia para lograr el objetivo de ganar el concurso.

En lo cotidiano, su peso es una complicación para las cosas más simples, como comprarse ropa.  “Me cuesta conseguir talles. Fui a comprar un jean, me dieron un talle 52 y no me entraba”, contó a radio Nihuil.

Estefanía se define como una luchadora, con alta autoestima. “Seré la reina que demuestre que hay que vencer los estereotipos de belleza”, dice. Y redobla la apuesta: “Quiero ser la reina contra el bullying”.

COMENTARIOS