Salud

Cómo prevenir la acidez estomacal

La acidez estomacal es extremadamente incómoda y no siempre tiene una causa evidente. Para algunas personas, la acidez estomacal puede atribuirse a ciertos alimentos o hábitos de alimentación, mientras que para otras puede causarse por usar prendas de vestir ajustadas, tener exceso de peso o fumar

lunes 5 de diciembre de 2016 - 6:24 pm

Cambiar tus hábitos de alimentación

Prestá atención a los alimentos que te producen la acidez. Aunque existen algunos alimentos comunes que causan acidez estomacal, cada persona considera que ciertos alimentos le ocasionan ese malestar. Los más comunes suelen ser la menta, la cafeína, las bebidas gaseosas, el chocolate, las frutas y los jugos cítricos, los tomates, las cebollas y los alimentos con alto contenido graso.

Deja de comer al menos tres horas antes de la hora de dormir. Planeá consumir tu última comida del día al menos tres horas antes de ir a dormir, ya que tu cuerpo requiere aproximadamente dos horas para digerir el alimento que consumes. Si te recuestas mientras aún hay alimento en tu estómago, es muy probable que sientas acidez estomacal.

Come lentamente. Un estudio descubrió que comer rápidamente puede incrementar el riesgo de tener acidez estomacal. Las personas que comen demasiado rápido también son más propensas a sufrir de enfermedad por reflujo gastroesofágico, también conocida como ERGE. Soltar el tenedor entre bocados y masticar más tus alimentos ayuda.

Tomá un vaso de leche baja en grasa o descremada como bocadillo entre comidas. El calcio en la leche puede actuar como un amortiguador de ácido temporal, lo cual puede ayudar a aliviar tu acidez estomacal. Ten en cuenta que los efectos de beber leche solo son temporales, así que posiblemente necesites otros métodos para prevenir la acidez estomacal.

Masticá un pedazo de chicle sin azúcar después de las comidas. Masticar chicle hace que la boca produzca más saliva, la cual actúa como un amortiguador de ácido. Cuando masticas el chicle también tragas saliva con más frecuencia, lo cual hace que empujes el ácido nuevamente hacia el estómago. Masticar un pedazo de chicle durante 30 minutos después de cada comida te ayudará a aliviar los síntomas de la acidez estomacal.

Tomá un sorbo de infusión de hierbas después de las comidas: algunos estudios han descubierto que las infusiones de manzanilla y regaliz son efectivas contra los síntomas de la acidez estomacal cuando se toman después de las comidas. La manzanilla y el regaliz tienen propiedades antiinflamatorias, lo cual puede explicar por qué alivian la acidez estomacal en algunas personas. Prueba ambos tipos de infusiones para que decidas cuál de ellas funciona para ti.

También se ha descubierto que el jengibre es efectivo contra la acidez estomacal. Puedes hacer tu propia infusión de jengibre agregando algunas rodajas de jengibre fresco al agua hirviendo. Cubre el agua y deja el jengibre en remojo durante 30 minutos antes de tomarlo. Para obtener mejores resultados, bebe infusión de jengibre aproximadamente 20 minutos antes de las comidas.

Cambiar otros hábitos

Deja de fumar. Fumar no solo causa cáncer y muchos otros problemas de salud, sino que también puede producir acidez estomacal. El hábito de fumar se ha vinculado con la acidez estomacal y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Los estudios sobre el tema han descubierto que fumar debilita el esfínter esofágico inferior, el cual es el músculo que evita que el contenido del estómago regrese al esófago. Un esfínter esofágico inferior debilitado es más propenso a permitir que los jugos gástricos se escapen y causen daño al esófago. Conversa con tu doctor sobre programas para dejar de fumar en tu área si deseas hacerlo.

Bajá de peso. Se cree que tener sobrepeso puede contribuir a la acidez estomacal porque el exceso de grasa en el abdomen presiona el estómago y probablemente empuje los contenidos del estómago de vuelta al esófago. Los estudios han demostrado que no es necesario bajar de peso drásticamente para aliviar la acidez estomacal causada por el exceso de peso. Incluso una pérdida de peso pequeña, entre 5 a 10 % de tu peso corporal, puede ayudarte a aliviar la acidez estomacal.

Usá prendas de vestir holgadas. Los pantalones ajustados y los cinturones pueden contribuir con la acidez estomacal causando demasiada presión en el abdomen y haciendo que el contenido del estómago regrese. Asegúrate de que tus pantalones te queden cómodamente y de no ajustar demasiado tu cinturón. Si tu acidez estomacal es grave, escoge prendas de vestir de una talla más grande o que tengan un elástico en la cintura.

Cambiá la posición en la que duermes normalmente. Si sufrís de acidez estomacal nocturna con frecuencia, existen dos posiciones que parecen ser las más efectivas para combatir la acidez estomacal: dormir en tu lado izquierdo y dormir con el cuerpo superior elevado.

  1. Dormir sobre tu lado izquierdo te ayuda a tener una mejor digestión. Prueba dormir sobre tu lado izquierdo si elevar la parte superior de tu cuerpo no parece ayudarte.
  2. Dormir con la parte superior de tu cuerpo elevada reduce la posibilidad de que el jugo gástrico fluya hacia la parte superior de tu esófago. Usa una almohada en forma de cuña para elevar toda la parte superior de tu cuerpo. Si utilizas almohadas regulares, solo podrás elevar tu cabeza.

Relajate todos los días. El estrés puede contribuir a los síntomas de la acidez estomacal haciendo que tu estómago produzca más jugo gástrico. Incorporar técnicas de relajación a tu rutina diaria, especialmente después de comer, puede ayudarte a aliviar la acidez estomacal. Prueba con la meditación, el yoga, los masajes, la aromaterapia, la respiración profunda o cualquier otro método que te ayude a relajarte todos los días.

También podes probar:

  • Comé una manzana o una banana todos los días. Estas frutas contienen antiácidos naturales que con el tiempo pueden ayudarte a aliviar la acidez estomacal.
  • Probá con el vinagre de manzana. Algunas personas sienten alivio cuando beben una mezcla de 1 cucharada de vinagre de manzana puro en 230 mililitros (8 onzas) de agua antes de cada comida.
  • Tomá una aspirina o un antiácido en pastillas masticables.

COMENTARIOS