Impuesto a las Ganancias

Ganancias: Gobierno tiene un plan para obligar a negociar a Massa

Desde el oficialismo amenazan con una sesión escandalosa en la cual se rechazarían todos los proyectos de la oposición que tratan el tema de Ganancias

sábado 3 de diciembre de 2016 - 8:38 am

Es una herramienta que utilizan desde Cambiemos para intentar que la oposición, en particular el Frente Renovador, se siente a negociar algunos puntos del articulado de su proyecto que toca el tema Ganancias.

Según relata el diario digital La Política Online, si nada cambia hasta el martes, la sesión tendrá un final incierto y con un riesgo latente de que ninguno de los cuatro dictámenes sea aprobado.

El hecho es que si ninguno de los dictámenes, tanto el del Gobierno con me la oposición, consigue la mitad más uno de los votos, los cuatro proyectos se caerían y el tema no podría tratarse por dos años. Esto sería un bochorno para la cámara y dejaría mal parada a la oposición por no querer negociar algunos puntos que el Gobierno quiere modificar.

El Gobierno no está dispuesto a ceder en dos aspectos fundamentales: subir más el mínimo imponible de Ganancias y aplicar el impuesto a la renta financiera.

Si la oposición no afloja en la negociación cargaría con el costo de sostener las escalas del impuesto a las Ganancias, solo posible de modificarlas por ley. El mínimo no imponible puede subirlo el jefe de la AFIP por simple resolución.

“Hay un problema filosófico: para nosotros hay que tender a desgravar de Ganancias a los asalariados. Pero Macri no”, contó al diario La política Online la socialista Alicia Ciciliani, que firmó el dictamen de Massa.

En el oficialismo creen que es un análisis erróneo, porque los nuevos trabajadores gravados por Ganancias pagarían una suma ínfima con el cambio de las escalas (la alícuota que se aplica) y las nuevas deducciones. Además de considerarlo uno de los impuestos más “progresistas”, como dejó muy en claro el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, en su ideológica defensa de cobro de impuestos sobre los salarios que hizo en Diputados.

Por eso, para el Gobierno subir el mínimo imponible de 33 mil a 48 mil pesos brutos, como pretende Massa, ocasiona un impacto fiscal fuerte y un beneficio no tan relevante.

COMENTARIOS