Caso Milagro Sala

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió la liberación de Milagro Sala

El organismo internacional juzgó "arbitraria" la detención de la líder de la Tupac Amaru y reclamó su "libertad inmediata"; a través de Cancillería, el Gobierno informó que "tomó nota"

viernes 2 de diciembre de 2016 - 9:18 pm

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió hoy al Estado argentino a dar “pronta respuesta” a la decisión del grupo de trabajo de Naciones Unidas, que calificó la detención de la dirigente social Milagro Sala de “arbitraria”, y reclamó su “liberación inmediata”, en tanto, el Gobierno dijo que “toma nota” del reclamo.

En un comunicado fechado en Panamá, el organismo dependiente de la OEA manifestó que Sala “es una conocida líder de la sociedad civil” y aseguró que fue detenida “en el contexto de una protesta social”.

En el documento, la CIDH citó al Grupo de Trabajo sobre Detención Arbirtaria donde recordaron que “la protesta es un ejercicio legítimo de la libertad de expresión que debe ser facilitado y no sujeto a criminalización u otras formas de represión”.

Por su parte, Cancillería respondió en un comunicado que “el Gobierno argentino toma nota, tal como se hiciera con la opinión que emitiera el grupo de trabajo del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas”.

Además, aseguró que “se notificará de inmediato su contenido a la Justicia de la provincia de Jujuy para su conocimiento y acción, para que tome la intervención que corresponda”.

“La República Argentina ha adoptado todas las medidas a su alcance de conformidad con las normas constitucionales aplicables, con las especificidades propias de un Estado federal”, reiteró la cartera encabezada por Susana Malcorra.

En su pronunciamiento, la CIDH recordó recientes manifestaciones del titular de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, en favor de la liberación de la líder de la Tupac Amaru.

Malcorra había expresado su “sorpresa y malestar” por la publicación en Twitter de la carta que el titular de la OEA le mandó a la líder de la Tupac Amaru.

Al recordar un informe sobre el uso de la prisión preventiva en las Américas, figura bajo la que está encarcelada Sala desde el 16 de enero, la CIDH reiteró que la presunción de inocencia es la base para la regla general de que “toda persona sometida a proceso penal debe ser juzgada en libertad”.

“La prisión preventiva es excepcional, sólo puede extenderse por un período razonable y no puede ser usada como una medida punitiva”, explicó el comunicado de la CIDH.

De esa forma, la Comisión expresó su “preocupación con respecto a la detención preventiva prolongada” de Sala, y llamó al Estado argentino, en particular a la provincia de Jujuy, “a tomar acciones urgentes para responder las recomendaciones emitidas por el Grupo de Trabajo” de la ONU.

Además, recordó que “si bien una orden judicial dispuso la libertad de Milagro Sala, ella no salió en libertad pues se le imputaron otros cargos mediante decisiones judiciales bajo la jurisdicción de la provincia de Jujuy”.

El grupo de trabajo de Naciones Unidas determinó, el pasado 21 de octubre, que la detención preventiva de la dirigente social fue “arbitraria y violatoria de los estándares del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del cual Argentina es parte”, recordó.

También “la Presidencia del Parlamento de MERCOSUR ha manifestado que la detención de Milagro Sala es una obstrucción para cumplir la función como parlamentaria para la que fue electa en diciembre de 2015”, acotó la CIDH. La CIDH siguió de cerca esta situación, en el marco de una solicitud de medidas cautelares y recordó que “ha solicitado y recibido información a las partes en múltiples ocasiones”.

“La sociedad civil ha manifestado su preocupación con este caso, y las autoridades argentinas han reafirmado su compromiso histórico con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos y han realizado una invitación a la CIDH para visitar Jujuy con el objetivo de recolectar información y entrevistar a Milagro Sala”, agregó.

Agencia DyN

COMENTARIOS