Seguinos en nuestras redes

Salud

Tres cosas que no sabías de los edulcorantes

Quizás una de las cosas más difíciles a la hora de hacer dieta es eliminar de nuestro paladar el gusto a dulce

La industria de los alimentos bien sabe de este esfuerzo y lo ha sabido capitalizar con los conocidos edulcorantes artificiales.

En el mercado hay decenas de estos sustitutos, aunque los más conocidos son el aspartame, la sacarina y la sucralosa.

Si bien es mucho lo que hemos escuchado hasta ahora de estos productos, es posible que todavía queden algunas cosas que quizás no sepas.

1) ¿Hay edulcorantes artificiales naturales?

Si hablamos de los edulcorantes en general, la respuesta es afirmativa, puesto que de acuerdo con la Real Academia Española de la Lengua, la miel y el azúcar son edulcorantes naturales.

Ahora bien, si lo que tienes en mente es la stevia como sustituto natural del azúcar, la respuesta es más complicada.

La stevia, una planta que durante mucho tiempo se ha usado en Paraguay y Brasil para endulzar, se puede encontrar en supermercados de buena parte de los países desarrollados.

Ha sido anunciada como el “edulcorante milagroso” y el “santo grial de la industria de la comida”, debido a sus orígenes naturales y sus aclamados beneficios para la salud.

Pero la clínica Mayo de Estados Unidos, advierte que esta también es artificial, debido a que se trata de un producto refinado y procesado.

Y si la razón por la que la consideramos natural es porque viene de una planta, entonces hay que tomar en cuenta que no es la única: la sucralosa (Splenda) se saca del azúcar.

2) No todos son buenas para todo

Hoy en día los edulcorantes artificiales tienen todo tipo de usos, tanto industriales como en el hogar. Si te fijas bien en los ingredientes de lo que compras, no te extrañes de encontrarlos en enlatados, productos lácteos y comidas procesadas.

Pero no siempre es el mismo tipo de edulcorantes. El aspartame, por ejemplo, no es recomendable para hornear, porque con el calor pierde parte de su sabor dulce.

Mientras que la sucralosa, que se saca del azúcar y se modifica genéticamente para no tener calorías, se mantiene dulce a altas temperaturas; lo que la hace una excelente sustituta del azúcar para cocinar.

3) Costo medioambiental

Los cultivos para producir azúcar han estado bajo la lupa de organizaciones medioambientales. El Fondo Mundial para la Naturaleza ha advertido de la pérdida de biodiversidad en islas tropicales “como resultado de la conversión del hábitat” para esta producción.

Sin embargo, edulcorantes artificiales como la sucralosa, también generan un costo a la naturaleza. Según un estudio de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte publicado recientemente, la gran mayoría de sucralosa consumida por los humanos termina en los océanos.

Esto se debe a que, según el estudio de 2013, la sucralosa no se puede romper en el tracto digestivo. “Como resultado, el cuerpo absorbe muy poca o ninguna calorías y el 90% del compuesto químico sale de nuestro cuerpo hacia el sistema de aguas residuales”.

El problema está en que -de acuerdo con la revista Scientific American– como la sucralosa tampoco puede ser descompuesta por la mayoría de las plantas de tratamiento de residuos, “termina en los océanos donde los efectos a largo plazo están todavía por conocer”.

El MITO

Durante décadas los edulcorantes artificiales han estado bajo el escrutinio de científicos que intentan determinar de una vez por todas si estos productos son dañinos para la salud.

Quienes hacen campaña contra estos edulcorantes, aseguran que son peligrosos para la salud, en parte debido a estudios hechos en ratones publicados en los años 70 en que se vinculaba la sacarina con cáncer de vesícula.

Sin embargo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos, a día de hoy no existe evidencia científicaque indique que los edulcorantes artificiales aprobados en ese país puedan causar cáncer o cualquier otro problema de salud.

Mientras que la Clínica Mayo asegura que muchos estudios han confirmado que por lo general los edulcorantes artificialesson seguros si se consumen en cantidades limitadas; “incluso en mujeres embarazadas”.

Fuentes: bbc y plenitudysalud

Salud

Coronavirus: el CEO de Moderna anticipó cuándo terminará la pandemia

Durante una entrevista con el periódico suizo Neue Zuercher Zeitung, Stéphane Bancel hizo una previsión acerca de cuándo volverá la normalidad

La crisis del coronavirus mantiene en expectativa al mundo. Sobre el tema, el CEO de Moderna anticipó cuándo terminará la pandemia.

Durante una entrevista con el periódico suizo Neue Zuercher Zeitung, Stéphane Bancel dijo que “a mediados del próximo año” debería haber suficientes dosis de vacunas para que toda la población mundial pueda ser inmunizada.

“Pronto deberíamos poder vacunar incluso a los niños de cinco a once años y, en una etapa posterior, a los de seis meses o más”, agregó.

“Los que no se vacunen se inmunizarán naturalmente porque la variante Delta es muy contagiosa. Terminaremos en una situación similar a la de la gripe: te puedes vacunar y pasar un buen invierno, o no y te arriesgas a enfermarte y hasta acabar en el hospital”, explicó el protagonista

Luego, respondiendo a la pregunta de si esto significa que volveremos a la normalidad en la segunda mitad de 2022, Bancel dijo: “A partir de hoy, en un año, supongo”.

Continuar leyendo

Salud

Trucos para mejorar tus pizzas caseras

Tres tips para un plato delicioso y saludable

Si te encanta disfrutar de una buena pizza casera, seguramente estos trucos te van a interesar. Con ingredientes frescos y saludables, puede ser un plato ocasional sano y completo, ideal para compartir.

Pino Prestanzzini, un pizzero italiano, en su canal de YouTube comparte una serie de tips para lograrlo. Tomá nota:

El truco para la masa perfecta en tres minutos

Debe contar con los siguientes ingredientes: 500 gramos de harina tipo 00, 350 centilitros de agua, 10 gramos de levadura (una cucharada), 20 gramos de sal y un buen chorro de aceite de oliva virgen. Mezclá la levadura con la harina, añadí la mitad del agua, mezclá, echá la pizca de sal, seguí mezclando, incorporá el chorro de aceite y el agua que queda y ponte a amasar con esas manos hasta que quede una bola que no se te pegue a las manos.

Temperatura idónea del horno

Es importante aceitar bien la bandeja sin miedo e ir repartiendo la masa con la forma de la bandeja dando suaves golpes con las yemas de los dedos. El horno debería estar encendido a la temperatura máxima, lo ideal seria a 300 grados, o en su defecto, a la temperatura máxima, con lo que tardará un poco más en hacerse. Añadí orégano, albahaca, aceite y sal a la salsa de tomate e incorporala a la masa y metela en el horno, al principio sin ningún ingrediente más, durante unos minutos -depende mucho de la potencia del horno, entre cinco y diez minutos es lo habitual-.

El momento perfecto para echar el queso… y también el orégano

Incorporá el orégano a la salsa de tomate, y si querés añadir orégano fresco por encima, hacelo unos minutos antes de sacar la pizza del horno. Sacala a la mitad del horneado para añadir el queso a tu gusto -esto permitirá que éste no se queme-. Lo clásico es mozzarella, también podés añadir pimiento, champiñones, alcaparras, cebolla… lo que desees.

Fuente: Computer hoy

Continuar leyendo

Salud

Cómo afectan al corazón las emociones negativas

La influencia de estos estados en nuestro órgano vital

Las personas que tienen la capacidad de controlar y cuidar su salud emocional tienen una mayor salud cardiovascular. Es común sentir que el corazón se acelera o cambia su ritmo; esto casi siempre se da cuando se experimenta alguna emoción, negativa o positiva.

En este sentido, diferentes estudios han encontrado una relación entre las emociones negativas y cambios físicos, como el aumento de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial. Dichos cambios pueden ser la causa de una sobrecarga del corazón. Por otro lado, sentir alegría, excitación, paz y tranquilidad puede inyectar una dosis de carga positiva para alivianarlo, pero así mismo la ira, tristeza, angustia, miedo y la ansiedad son enemigos del correcto funcionamiento de este órgano vital.

Todo esto tiene una justificación científica: el cuerpo esta interconectado, y las emociones que se generan en el sistema neurológico viajan a través de neurotransmisores hacia el sistema nervioso parasimpático y simpático, que son los encargados de controlar el corazón y, a su vez, hacen que este órgano varíe su manera de funcionar, trayendo consecuencias negativas a largo plazo.

Cómo se puede cuidar el corazón

– Evitá eventos que sabés que te van a generar estrés.

– Llevá una dieta equilibrada que incluya carbohidratos, proteínas, vitaminas y oligoelementos.

– Realizá actividad física como montar bicicleta, caminar y nadar, por lo menos por 30 minutos, 5 veces a la semana.

– Disminuí el consumo de cigarrillo, café, sustancias psicoactivas y alcohol, pues potencian el estrés.

– Dormí por lo menos 6 horas todos los días.

– Sé consciente de tu respiración, inhale y exhalá despacio, permitiendo que el oxígeno llegue hasta la sangre.

– Practicá actividades de meditación que enseñen técnicas importantes para controlar emociones y reacciones.

– Mantené una dieta baja en grasas saturadas y alta en fibra. Alimentate diariamente de forma variada, cuidando las porciones e incluyendo frutas, verduras, legumbres y cereales. En este sentido, la avena es uno de los cereales con más beneficios, ya que puede ayudar a reducir factores de riesgo que están directamente relacionados con las enfermedades cardiacas.

Fuente: Msn

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR