Seguinos en nuestras redes

Sin categoría

Qué indica tu tipo de barriga

Al contrario delo que muchos puedan pensar, la acumulación de grasa en la barriga o el que esta zona se vuelva más prominente no se debe solo a comer en exceso

Que existen diferentes tipos de vientre nadie lo puede negar. Están aquellas barrigas que se forman por un exceso de comida grasosa, las que aparecen por hinchazón o retención de líquidos e incluso la que queda como consecuencia de haber dado a luz.

Te puede interesar:

Cada una de ellas necesitan un tratamiento diferente para reducirse.  ¿Qué dice la panza de nosotros? Lucir un vientre plano es el sueño de muchas mujeres. Algunas hacen dietas estrictas y otras se lo pasan en el gimnasio para lograrlo.

Sin embargo hay quienes no pueden lograr su objetivo. ¿Por qué? Porque no realizan un tratamiento específico acorde a su tipo de barriga.

Una vez que conozcas (y aceptes) cuál es la forma que más se asemeja a tu estómago podrás emprender el camino correcto y el que te dará mejores resultados.

No es simplemente hacer mil abdominales por día y matarse de hambre. Existen otras técnicas eficaces y no tan estrictas. Los diferentes tipos de barriga son:

1) Barriga hinchada

La principal característica de este vientre es que por la mañana están más planos que a la tarde. La distensión se va acrecentando a medida que pasan las horas, ya sea por la acumulación de gases o la indigestión.

Este tipo de panza puede afectar tanto a mujeres con sobrepeso como a las delgadas y está relacionada con intolerancias alimentarias, alergias o “intestinos perezosos” que aparecen cuando la dieta es deficitaria.

Esto quiere decir que, si tu estómago está acostumbrado a consumir siempre los mismos alimentos (por ejemplo, en la semana comes igual varias veces), le será más difícil darse cuenta de que es intolerante a ellos.

Las intolerancias más habituales son a la lactosa, a la levadura, al alcohol y al trigo o gluten. Puedes hacer la prueba y dejar de comer algunos de estos grupos alimentarios para analizar cuál te provoca la hinchazón.

Una vez que los hayas detectado, el siguiente paso es eliminarlos de tu dieta. Además, si tienes intestino perezoso tendrás que sacarlo de su comodidad.

Esto quiere decir consumir un desayuno diferente y más abundante o no “darle los gustos” a los que está acostumbrado (por ejemplo, una taza de café a media mañana), etc.

También te recomendamos que:

  • No comas muy tarde por las noches.
  • Bebas mucho agua durante el día.
  • Añadas probióticos saludables a tu organismo para fomentar el trabajo de la flora intestinal.

2) Barriga de posparto

Si has dado a luz hace poco (incluso en los últimos dos años) puedes presentar este tipo de vientre abultado en la parte inferior.

Tras el embarazo el útero “baja” y se hace más pesado. Es posible que llegue a necesitar, al menos, seis semanas para volver a la normalidad, aunque a veces esto tarda mucho más tiempo.

Eso no significa empezar a hacer ejercicio al otro día del parto (se sugiere esperar tres meses) ni pensar continuamente en el peso que ha quedado por la gestación. En este momento lo único que debe importarte es tu salud y la de tu bebé.

Una vez que ya estés un poco más relajada y quieras comenzar a hacerte cargo de tu cuerpo (y de las típicas marcas de la maternidad), te recomendamos consumir suplementos de aceite de pescado, que sirven para quemar grasas y reducen la producción de hormonas “necesitadas” de comida.

Otra opción es consumir ácidos grasos buenos (presentes en el aguacate, el salmón y las semillas de chía, por ejemplo) que te aportan muchos nutrientes, combaten el cansancio y absorben las vitaminas.

Para que el vientre esté más fuerte necesitas realizar ejercicios de pelvis (el más conocido es el de Kegel) y no abdominales, porque estos últimos están pensados para músculos en buena forma. Tras el parto estos se separan y es preciso dejar que se recuperen.

3) Barriga pequeña baja

Es la típica pancita de aquellas mujeres que tienen carreras muy exigentes o de las madres demasiado ocupadas. Incluso aparece en las que van al gimnasio o hacen dieta pero que siempre repiten los mismos ejercicios y los mismos platillos.

Las demás partes del cuerpo se ven bien, aunque esa protuberancia en el bajo abdomen estropea la silueta. Los malos hábitos relacionados a este tipo de barriga son los excesivos abdominales o las rutinas que no cambian (por ejemplo, hacer siempre spinning).

Estos provocan una quema de grasa de las caderas, las piernas o los brazos, pero no del vientre.

Una buena nutrición es fundamental para eliminar esta pequeña panza. De esta manera evitarás el estreñimiento o la hinchazón.

  • Come más vegetales de hoja verde, cereales integrales y frutas.
  • Cambia los abdominales por las flexiones de brazos o los ejercicios de resistencia.
  • Introduce circuitos que contengan ejercicios de fuerza y aeróbicos (sentadillas, salto a la soga, etc.).

4) Barriga de estrés

Estar en la oficina muchas horas sentado frente al ordenador y comiendo aperitivos es perjudicial para la salud en muchos sentidos. Uno de los principales perjudicados es el vientre.

Este tipo de panza se caracteriza por una hinchazón dura y prominente en la zona que va desde el diafragma al ombligo.

Se produce no solo por la comida poco saludable que ingerimos, sino también por la producción de una hormona llamada cortisol (que acumula grasa alrededor del estómago).

Si te excedes con la cafeína, comes mucha comida rápida y no tienes horarios fijos serás más propenso a este tipo de vientre.

Una de las maneras de evitarlo es descansar más, ya que de esta forma tu organismo se regulará y no comerás por ansiedad. Combate el agotamiento con alimentos nutritivos como, por ejemplo, los frutos secos.

Además deberás reducir el consumo de café a dos tazas diarias y hacer más ejercicios relajantes que aeróbicos (yoga, taichí, caminatas en el parque, etc.).

Fuentes: mejorconsalud y plenitudysalud

Notas de Opinión

“Guerra total” entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández tras las renuncias en el Gabinete

En el Gobierno entienden que con la carta que publicó, la vicepresidenta redobló la apuesta. Este jueves por la tarde el primer mandatario había dicho que “con presiones no lo van a obligar”

Columna de Jorge Lanata originalmente publicada en TN (Todo Noticias)

Si hay un título posible para esto es “Guerra total”. Hoy en este momento, a esta hora, la guerra es total. En el Gobierno interpretan que con la carta, Cristina Kirchner encerró a Alberto Fernández y que al Presidente no le queda otra que acatar lo que su vicepresidenta quiere, o romper definitivamente. En la misiva, ella le recuerda a él que fue ella quien lo puso, se despega de la derrota y blanquea que pide la renuncia de Cafierito. Además, lo destruye a Biondi, el vocero presidencial, diciendo que no se le conoce la voz y demás.

Lo que está haciendo Cristina con la carta es apretar públicamente al Presidente. Propone al gobernador Juan Manzur como jefe de Gabinete, que finalmente dijo que no, que tiene demasiados problemas en la provincia de Tucumán. La situación en este esquema de guerra total es que hasta ahora no renunció nadie, ni siquiera “Wado”, y en el Gobierno entienden obviamente que Cristina redobló la apuesta con la carta. La vicepresidenta y el primer mandatario no hablaron en todo el día. Estos son los hechos objetivos.

Preguntas posibles alrededor de este asunto, si podía esperarse esto o no. Primero una pregunta general: ¿El kirchnerismo está preparado para perder? ¿Es un partido realmente democrático? Porque un partido realmente democrático está preparado para perder. No puede ser que recién al perder un partido se desarme. Un partido, alianza o como quieran verlo. Porque eso habla de la fragilidad con que se construyó, evidentemente. Un partido democrático tiene que estar dispuesto a ganar pero también tiene que estar dispuesto a perder. No puede ser que sólo funcione ganando. Esta es una de las principales cosas para ver en el medio de esta crisis.

En segundo lugar, esto es evidentemente una alianza endeble. Cristina sigue con la paranoia de las operaciones de prensa. Esto va mucho más allá y no se construyó con operaciones de prensa. Las diferencias entre Cristina y Alberto a la hora de pensar la Argentina y de pensar la política son evidentes y se fueron haciendo cada vez más grandes a medida que el gobierno iba transcurriendo.

Hoy es fácil decir para Cristina que pensaba que iban a perder, sin embargo ella se ocupó de poner la mitad de los candidatos o más. Tampoco puede despegarse de la derrota, en el sentido de decir, “yo pensé que íbamos al muere con esta historia”. No creo que haya sido así. Cristina participó de la formación de las listas como nadie.

De hecho, lo hemos venido contando desde hace dos meses. Estaba todo parado hasta que finalmente Cristina decidía quién iba y quién no. Es poco creíble la actitud de la vicepresidenta de que no tuvo nada que ver. Del mismo modo que es poco creíble que no tuvo nada que ver también, cuando ella dice que estaba todo mal, porque viene gobernando cada vez más y su influencia es cada vez mayor ya desde hace siete u ocho meses, no es desde ahora.

Continuar leyendo

Interior del País

Insfrán, contra los porteños: “Zánganos que viven del esfuerzo y del trabajo de todo el pueblo argentino”

Insfrán recordó las palabras del Presidente en su visita a Formosa y destacó que el modelo provincial debía replicarse en todo el país

Formosa es uno de los bastiones que, en medio de la crisis institucional del Frente de Todos, menos preocupada tiene a la cúpula del Gobierno. Es que Gildo Insfrán se aseguró el triunfo recaudando el 48,15% de los votos, y con ese impulso se manifestó durante un acto contra los compatriotas de la Ciudad de Buenos Aires.

Los porteños, que no saben lo que es plantar una lechuga, quieren venir a indicarnos lo que tenemos que hacer”, lanzó al hacer uso de la palabra en la conmemoración de los 25 años del Instituto Provincial de Acción Integral para el Pequeño Productor Agropecuario (PAIPPA). Y agregó: “Zánganos que viven del esfuerzo y del trabajo de todo el pueblo argentino”.

Apenas comenzado su discurso, llamó a los candidatos locales que se presentarán el noviembre próximo en las generales, Ramiro Fernández Patri, Elena García, Adrián Areco y Cristina Mirassou, y se dirigió al público haciendo referencia a la oposición formoseña: “No se confundan con los mensajes mentirosos de otros sectores, que lo primero que hicieron cuando les dieron la posibilidad de la precandidatura fue ir a sacarse fotos en la Capital Federal con los porteños, (Mauricio) Macri, (Horacio Rodríguez) Larreta y todos sus secuaces”.

La alianza Juntos por Formosa, que se enfrenta a las fuerzas peronistas unificadas bajo la figura de Insfrán, está compuesta por la UCR (Unión Cívica Radical), el MID (Movimiento de Integración y Desarrollo) y el PRO (Propuesta Republicana).

Insfrán recordó las palabras del Presidente cuando visitó su provincia, donde Fernández sostenía que el proyecto del Instituto PAIPPA debía replicarse en todo el país.

 

Continuar leyendo

Salud

Probá estos cinco remedios naturales para dejar de roncar

Para obtener buenos resultados es importante ser constantes con el tratamiento y asegurarnos de que no haya ningún tipo de alergia o dificultad médica para realizar los procesos

Dormir es fundamental para la correcta recuperación psicológica y física. El ronquido puede ser uno de los factores que perjudique un correcto descanso, lo más recomendable para solucionarlo es acudir a un especialista para recibir un correcto diagnóstico y un tratamiento adecuado. Además, de forma complementaria, es posible ayudar a evitarlo con métodos naturales.

Para obtener buenos resultados es importante ser constantes con el tratamiento y asegurarnos de que no haya ningún tipo de alergia o dificultad médica para realizar los procesos.

1. La miel

Es un expectorante natural que ayuda a eliminar las secreciones bronquiales que pueden impedir una buena respiración a la hora de dormir, lo cual produce los ronquidos. Para aprovechar el efecto hacé gárgaras con una infusión tibia de frambuesa. Esta ayudará a que no se quede atascada en la garganta y le dará mejor sabor al hacer las gárgaras.

Ingredientes

– 2 cucharaditas de hojas de frambuesa, 10 gramos.
– 1 taza de agua, 250 ml.
– 1 cucharada de miel, 25 gramos.

Qué hacer

Añadí las hojas de frambuesa en una taza de agua hirviendo y esperá a que se entibie. Después, añadí la miel de abejas, mezclá bien y usá la infusión para hacer gárgaras, sin tragar, antes de ir a dormir.

2. Aceite de oliva y ruda

Para este método debemos tener algo de paciencia, pues esta mezcla hay que dejarla reposar alrededor de dos semanas.

Ingredientes

– 1 taza de aceite de oliva, 200 gramos.

– 3 cucharadas de ruda, 45 gramos.

Qué hacer

Añadí el aceite de oliva en un bowl. Después, incorporá la ruda y mezclá el producto obtenido. Tras ello, sellá el recipiente con papel aluminio y dejá reposar en un lugar oscuro. Al pasar las dos semanas, colá el aceite para retirar las hojas de ruda y luego aplicalo sobre nariz, cuello y nuca.

3. Eucalipto y menta

Estos componentes tienen propiedades expectorantes que ayudan a suavizar la garganta y a abrir las vías respiratorias para evitar el ronquido y las molestias que conlleva.

Ingredientes

– 1 taza de agua, 250 ml.

– 2 cucharadas de hojas de eucalipto, 30 gramos.

– 2 cucharadas de menta, 30 gramos.

Qué hacer

Calentá el agua junto con las hierbas hasta que llegue a ebullición. Tras ello, vertí la infusión en un bowl y dejá reposar por 10 minutos. El tratamiento consiste en inhalar el vapor que estas expiden. Asegurate de no estar muy cerca de la olla o recipiente para evitar que el vapor lastime el rostro.

4. Cebolla

Es un descongestivo natural que ayudará a romper con la obstrucción de las vías respiratorias y facilitará la respiración.

Qué hacer

Cortá la cebolla por la mitad, añadí un poco de sal y colocala en un recipiente en la mesita de noche. También podés oler un poco de cebolla antes de ir a dormir.

5. Cúrcuma

Tiene poder antiinflamatorio, que ayuda a combatir también los ronquidos. Esta especia expande los vasos sanguíneos y se puede aprovechar para mejorar la respiración y también la tos, ya que ayuda a evitar la resequedad de la garganta. Para aprovechar sus beneficios podés tomarla antes de ir a dormir.

Ingredientes

– 1 taza de leche, 250 ml.

– 2 cucharadas de cúrcuma, 30 gramos.

-1 cucharada de miel.

Qué hacer

Añadí la cúrcuma en una taza de leche caliente y consumila antes de dormir. Esta raíz también ayuda a fortalecer el sistema inmunitario.

Fuente: Mejor con salud

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR