Judiciales

Condenan a River a indemnizar por despido a vendedor de gorras, banderas y vinchas

La Sala Primera de la Cámara Laboral ratificó que el club de Núñez deberá pagarle al vendedor 97.708 pesos, más intereses, por 16 años de trabajo que se interrumpieron abruptamente

miércoles 19 de febrero de 2014 - 11:40 am

La Cámara Laboral confirmó la condena contra el club River Plate a indemnizar con unos 100 mil pesos, más intereses a contar desde 2008, a un vendedor de gorros, banderas y vinchas al que no tenía correctamente registrado como trabajador.

La Sala Primera de la Cámara ratificó que el club de Núñez deberá pagarle al vendedor 97.708 pesos, más intereses, por 16 años de trabajo que se interrumpieron abruptamente cuando el empleado exigió que se regularizara su situación laboral. [pullquote position=”right”]Condenan a River a indemnizar por despido a vendedor de gorras, banderas y vinchas[/pullquote]

Las camaristas Gabriela Vázquez y Gloria Pasten de Ishihara ratificaron un fallo de primera instancia de su colega Laura Papo, y consideró que “la venta ambulante de productos realizada dentro del estadio no puede escindirse del normal y específico desarrollo de los espectáculos deportivos y artísticos ofrecidos por la institución”.

El vendedor “ingresó a las órdenes de la demandada en febrero de 1992, cumpliendo tareas de vendedor de gorros, banderas, vinchas, llaveros, remeras y souvenirs oficiales representativos de la institución en el sector Platea Belgrano Baja del estadio de fútbol conocido como Estadio Monumental”.

Según el fallo, trabajaba “en los partidos de fútbol en que la demandada jugaba de local y en eventos artísticos (recitales) y deportivos (como partidos internacionales)”.

Percibía “una remuneración mensual de 900 pesos” y “la relación se extinguió por decisión del trabajador el 2 de junio de 2008 ante la negativa de la institución de la relación laboral”.

Para la Justicia, River era “beneficiario directo de los servicios del accionante pues participaba de los porcentajes de facturación neta de Xsports SA”, que tenía concesionado el merchandising.

El club tenía “injerencia directa y decisiva que tenía el club demandado en la política de comercialización de los productos que se vendían”, resumieron las juezas.

COMENTARIOS