Agroexportaciones

Se profundiza el cepo a la exportación de carne para que baje el precio local

Desde 2007 hasta hoy, Argentina pasó de enviar al exterior casi 500.000 toneladas de carne, a un poco más de 132.000, el año pasado

miércoles 19 de febrero de 2014 - 6:58 am

En los últimos meses se registraron restricciones, por parte del Gobierno Nacional, en las licencias de exportación (ROEs) para la carne. Desde que comenzaron a subir los precios en el Mercado de Liniers, las autorizaciones se entregaron a cuentagotas, y en los últimos siete días, la sequía de ROEs para cortes de alta calidad, fue aún mayor.
[pullquote position=”right”]Se profundiza el cepo a la exportación de carne para que baje el precio local[/pullquote]

“Con gran disgusto tomamos nota de que el gobierno argentino otra vez está entrando como tercera parte en el negocio entre empresas internacionales en la forma de rechazar o denegar las licencias de exportación (ROEs)””, indica una carta enviada el lunes al secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, por parte de Karl Georg Imke, representante de la compañía importadora de carne alemana Hanseatische Fleisch-Handelsgesellschaft, que lleva más de 30 años comprando carne en Argentina.

““Ustedes están quebrando y violando convenciones y arreglos internacionales del WTO (Organización Mundial de Comercio, por sus siglas en inglés)””, indicaba el escrito del empresario.

El Gobierno empezó a controlar las exportaciones de carne en 2006, y los acuerdos de precios que se establecieron desde 2007 hasta hoy fueron con el objetivo de recortar las ventas al exterior para incrementar la oferta local.

Por eso, la Argentina pasó de enviar al exterior casi 500.000 toneladas de carne, a un poco más de132.000, el año pasado.Periodo en el cual pasó de ser el tercer exportador mundial de carne vacuna, a llegar al décimo puesto.

De todas manera, el plan de carne barata para el mercado local no contempló el desincentivo a la producción, hecho que, se suma a una de las peores sequías de la historia del país, que dejó un saldo cercano a las 50 millones de cabezas de ganado en 2013, contra las 59,7 cabezas del rodeo argentino contabilizadas en 2006.

COMENTARIOS