Seguinos en nuestras redes

Política

Las mil y un batallas judiciales que deberá enfrentar el Presidente Trump

El Presidente electo de los Estados Unidos tiene varios frentes abiertos en la justicia, entre los que se encuentran denuncias por fraude, difamación e irregularidades fiscales

Donald Trump, el presidente electo de los Estados Unidos, no sólo se tendrá que preocupar por los menesteres presidenciales, lo cual implica sanar la economía de su país, entre otros grandes desafíos: también deberá afrontar una enorme cantidad de litigios que podrían reducir su gobernabilidad.

Al mismo tiempo que visitaba la Casa Blanca y el Capitolio el día de ayer, en el Estado de California, sus abogados comparecían ante un tribunal de California por denuncias de estafa por parte de los estudiantes de la Universidad Trump, que cerró en 2010.

En la campaña, Trump había tratado peyorativamente al juez del caso, Gonzalo Curiel, como “mexicano”, motivo por el cual no podía fallar con neutralidad por ser alguien que “odia”. Sin embargo, los abogados de Trump quieren que esas declaraciones sean sacadas como prueba.

Por otra parte, en Nueva York también tiene en marcha un procedimiento por el mismo motivo, a cargo de el Fiscal General del Estado, Eric Schneiderman.

Además, lleva a cuestas los cargos de difamación presentados por un consultor político,  y una queja de un oponente que afirma haber sido atacado a los pies de la Torre Trump, según informa Diario Perfil.

Por último, tiene algo pendiente: una auditoría fiscal ante el estatal IRS, y un caso en Chicago que tiene que ver con su campaña: lo acusan de enviar mensajes de texto spam.

Sólo en el año que siguió al anuncio de su candidatura presidencial en 2015, por lo menos 70 casos fueron registrados, repartidos uniformemente entre los que Trump presentó y los presentados contra él.

El primer embate legal como presidente lo tendrá en 18 días, cuando comience el juicio por fraude que se le inició en California, al cual podría ser juramentado como testigo antes de asumir como Presidente. Y esto, recién comienza…

 

Política

Gabinete: qué funcionarios kirchneristas no pusieron sus renuncias a disposición

Se trata de personas que cumplen tareas en áreas de sumo interés para la Vicepresidenta de la Nación

Una crisis sin precedentes se abrió en el gobierno argentino tras digerir la derrota en las elecciones legislativas primarias del domingo pasado.

Un importante bloque de ministros y funcionarios que responden políticamente a la vicepresidenta Cristina Kirchner pusieron a disposición de Alberto Fernández sus renuncias.

Sin embargo, la lista no es total: no incluye a algunos nombres del riñón que ocupan cargos clave que la Vicepresidenta no está dispuesta a perder.

Esta lista está compuesta, entre otros, por el Procurador del Tesoro de la Nación Carlos Zannini, el titular de la Inspección General (IGJ) de Justicia Ricardo Nissen, ex abogado de los hijos de la Vicepresidenta y la titular de la AFIP Mercedes Marcó Del Pont.

Entre los funcionarios que aún no presentaron su renuncia se encuentra la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, que en rigor mantiene un buen vínculo con Cristina Kirchner y el propio Alberto Fernández.

Otro de los apuntados por la oposición fue Gerónimo Ustarroz, hermano de Eduardo “Wado” de Pedro, representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, otro puesto clave para el kirchnerismo duro.

Hasta el momento pusieron a disposición sus renuncias el ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro; Martín Soria (ministro de Justicia); Roberto Salvarezza (Ciencia); Tristán Bauer (Cultura); Juan Cabandié (Ambiente); Luana Volnovich (PAMI); Fernanda Raverta (ANSES); Paula Español (secretaria de Comercio Interior); Victoria Donda (INADI); Martín Sabbatella (Presidente de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo); Pablo Ceriani (titular de Aerolíneas Argentinas); y Jaime Percick (viceministro de Educación).

Continuar leyendo

Política

Quién es Juan Pablo Biondi, el vocero presidencial al que Cristina Kirchner apuntó

Su relación con el Presidente comenzó en el año 2007, durante la campaña de Daniel Filmus en la ciudad de Buenos Aires

Durante las últimas horas, Cristina Kirchner rompió el silencio con una carta. Entre las personas a las que apuntó se encuentra Juan Pablo Biondi, el Secretario de Comunicación y Prensa de la Presidencia, mejor conocido como el “vocero presidencial”.

El protagonista nació en la Ciudad de Buenos Aires, tiene 49 años y es periodista especializado en comunicación política e institucional.

Según detalla el canal TN, su relación con el hoy Presidente comenzó en 2007, durante la campaña de Daniel Filmus, candidato a jefe de Gobierno porteño del entonces Frente para la Victoria.

Antes de entrar en contacto con Alberto Fernández, había trabajado en Comunicación en numerosas dependencias públicas, como la Legislatura porteña, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y el Ministerio de Seguridad bonaerense, y como vocero de empresas y empresarios incluido, al menos hasta el 2013, el contratista del Estado y amigo de la familia Kirchner, Lázaro Báez.

Desde el inicio de la gestión, Biondi fue un personaje resistido por los funcionarios más cristinistas.

Continuar leyendo

Política

Horas decisivas en el Gobierno: un Frente de Todos dividido, renuncias, especulaciones e incertidumbre

La grieta en el peronismo es innegable. Cuál es el panorama con la crisis política que debe resolver el Presidente

La coalición de Gobierno atraviesa las peores horas de su gestión, dividida ni más ni menos que por la fórmula Fernández-Fernández. De un lado, un Presidente que es insultado hasta por una funcionaria de su palo. Del otro, una Vice que no da tregua. Los dos, devastados tras la peor derrota del peronismo en las PASO y en el medio, la ola de ministros que definen su rumbo quedándose en el gobierno o haciéndose a un costado.

En la carta abierta que publicó Cristina Fernández de Kirchner hace apenas unas horas en su página web, la ex presidente revela que Alberto Fernández fue elegido por ella para llevar la conducción del país. De la misma manera, con la reciente derrota a cuestas, CFK propuso severos cambios en el gabinete, empezando por Santiago Cafiero y Martín Guzmán. En reemplazo del primero, los ojos de Cristina estaban puestos en el gobernador de Tucumán, Juan Manzur.

El recambio que empezó con la renuncia de “Wado” de Pedro y siguió con otros diez funcionarios al menos, persigue los deseos de la Vice, que celebró la iniciativa de los que se fueron -en general, todos afines a La Cámpora, el núcleo duro del kirchnerismo- y criticó a los que “se atornillaron” a sus sillas en el poder.

Horas después de la misiva contra Alberto Fernández, alrededor de las 21 horas, Cristina Kirchner estuvo reunida en la Cámara de Senadores con el gobernador bonaerense Axel Kicillof. Mientras tanto, el Presidente y el jefe de Gabinete se encontraron en la Quinta de Olivos para definir las vacantes de los que abandonaron el barco.

La agenda presidencial se vio así modificada sustancialmente: Alberto Fernández tenía una visita de Estado a México planificada, donde se encontraría con su par Manuel López Obrador para sucederlo en la presidencia de la Cumbre de Estados de Latinoamérica y Caribe (CELAC).

En la carta, luego de detallar las advertencias que Cristina le habría hecho al Presidente en materia política, económica y social, y de reprocharle su ejercicio del poder, la ex mandataria cerró con un pase de factura: “Sólo le pido al Presidente que honre aquella decisión… [la de haberlo elegido para la fórmula presidencial] pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino”, afirmó la titular del Senado.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR